Jorge Carrión. Jorge Carrión.

Saul o la disonancia

"Ya sabemos cómo acaban Saul y Mike, personajes de Breaking Bad; pero todavía albergamos esperanza por –digamos– el alma de Kim".

2016/07/28

En el momento más loco de su segunda temporada, Better call Saul se rompe en una sucesión de multipantallas. El detonador es la visión, en una gasolinera, de uno de esos muñecos hinchables que tan bien conocemos por las teleseries. A Saul, que lleva los seis capítulos previos deseando abandonar el bufete de abogados donde trabaja, se le ilumina la bombilla. Lo que vemos en esos fragmentos de pantalla son sus trajes estridentes, sus corbatas imposibles, sus sistemáticos intentos para lograr que lo despidan. Todo al ritmo de una música que se corresponde perfectamente con las imágenes. A su compás, Saul se quita y se pone las camisas y las corbatas, a cual más cacofónica. Y los movimientos del muñeco vapuleado por el viento se corresponden perfectamente con ella: parece que bailara. Todo muy loco y muy divertido.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.