RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La gran estafa

Nicolás Mendoza reseña la película de Ray Lawrence, Jindabyne

2010/03/15

Por Nicolás Mendoza

Ir a cine pagando, es ir a que nos mientan. Sabemos que Vito Corleone no existe sino que es Marlon Brando con un disfraz, pero los espectadores suspendemos generosamente la incredulidad; creemos de buena gana en don Vito Corleone. En el cine hay un repertorio inagotable de recursos para que creamos cualquier historia: el manejo de la cámara, de la música, de los actores, de los efectos especiales, de la iluminación, del vestuario, de la edición, etc. Si todo esto es honesto, hecho con amor y tiene sentido, le serán abiertas las puertas de la “acogedora imaginación” (una hermosa expresión de Borges) de los espectadores, que es donde se consuma en realidad el cine. Don Corleone existe.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.