RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La jardinera

Melibea reseña La jardinera de Sarah Stewart Ilustraciones: David Small Ekaré, 2005 40 páginas

2010/03/15

Por Melibea

Lydia Gracia Finch es una experta jardinera y ha construido con su abuela una huerta en la que nacen gran cantidad de frutos y flores. Todos los días van juntas a cuidarlo, pero debido a la Gran Depresión, la pequeña tiene que partir a la ciudad para pasar una temporada con el hermano de su madre, mientras que su padre encuentra trabajo y la situación familiar se estabiliza. Al llegar, conoce a su tío, un hombre que no sonríe.

Éste es un libro epistolar. Los lectores se enteran de los hechos a través de las cartas que Lydia Gracia le escribe a su tío y posteriormente a sus padres y abuela. Son textos cortos, salpicados de exclamaciones, que muestran el espíritu alegre y generoso de quien los escribe. Y es que la protagonista de este relato siente una pasión tan grande por las matas que no hay nada que no pueda arreglar con un ramo de no me olvides o con una jardinera llena de flores nuevas. Ella ha descubierto el secreto de la felicidad y lo que más le gusta es compartirlo con todos aquellos que la rodean.

La imagen juega un papel muy importante, pues tiene a su cargo gran parte de la narración. Incluso antes de que aparezcan las palabras, los dibujos ya han puesto al lector en situación. Texto e ilustración trabajan en equipo y logran una unidad perfecta que da lugar a una historia bien construida. Small usa el lenguaje de los colores para generar el ambiente de cada espacio. Así, el campo es luminoso y el aire que se respira en estas páginas es cálido y vital. Por el contrario, la ciudad es gris y oscura. Poco a poco, Lydia Gracia llena la casa de su tío con flores y nuevamente la luz se instala en los dibujos. Pero atención, éstas no se quedan simplemente en pétalos y hojas, también representan el amor que esta niña le regala a su pariente.

En las cartas, la pequeña dibuja su realidad cotidiana a través de la emoción. Entre líneas, Stewart presenta una realidad familiar ideal, en la que priman el apoyo incondicional y la comunicación.

Este libro es una magnífica oportunidad para que los pequeños que empiezan a leer solos practiquen sus nuevos conocimientos. El lenguaje es sencillo; las formas gramaticales, básicas; y las ilustraciones, de gran ayuda a la hora de lograr una comprensión global de la historia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 154

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.