. .

Noticias del alma

Consuelo Gaitán reseña La mujer de Andros de Thornton Wilder.

2010/06/22

Por Consuelo Gaitán

La historia de la Mujer de Andros es triste y muy hermosa. La presencia de una talentosa y bella hetaira en una isla griega de la época helénica genera entre sus habitantes una gran incomodidad e inquietud. Una sociedad cuya esencia es la semejanza y cuya fortaleza reside en blindarse contra cualquier influencia foránea, no podía menos que inquietarse ante la presencia de una mujer que exhibe su independencia y libertad con la dignidad de quien ha sabido sobreponerse a la exclusión propia de este entorno patriarcal e inamovible. Ser mujer y extranjera en el mundo griego es no ser nada. La opción que toma esta mujer de privilegiada educación, para quien el “mundo del amor, la virtud y la sabiduría era el mundo verdadero”, es atenuar esta ‘indiferencia’ del mundo y ganarse la vida organizando los denominados ‘banquetes’. Conocemos la institución del banquete o simposio por la famosa obra de Platón en la cual la figura de Sócrates se destaca como el maestro de la argumentación y el arte de filosofar sobre diversos tópicos, en este caso, sobre el tema del amor. Alrededor de una mesa llena de manjares y bebidas se reúnen jóvenes, hombres exclusivamente, para intercambiar opiniones sobre diferentes temas y para gozar de la oratoria, la filosofía o las artes en general. La Mujer de Andros, Críside, “ponía un empeño infinito en esas reuniones, y a sus maravillados huéspedes se les antojaban realmente el súmmun del ingenio, la elocuencia y la gracia aristocrática. Los grandes oradores son tales que no conocen sus propios pensamientos hasta que, arrastrados por su don, los oyen brotar de sus labios”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.