RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Una íntima revolución

"El desamparo que exuda en cada gesto Majd Mastoura, el actor principal de 'Hedi', es una comprobación renovada de la potencia del cine para crear vínculos entre espectadores y personajes, cuando algo en estos últimos se nos revela cargado de verdad e intensidad humana".

2017/01/24

Por Pedro Adrián Zuluaga

“Hedi es Túnez, tal cual”, escribió el crítico español Sergi Sánchez en una reseña publicada en Fotogramas. Y otros más han escrito, en un consenso que no puede ser sino sospechoso, que Hedi, la película, es una metáfora sobre la Primavera Árabe que removió hace pocos años las estructuras autoritarias de los países de ese lado del mundo, así fuera para dar vía libre a nuevos e inciertos poderes. Este furor interpretativo carga al entrañable protagonista de la ópera prima del tunecino Mohamed Ben Attia con el peso de ser algo más que su destino individual, se le convierte en un país y una fuerza de la historia. Lo cual sería solo un exceso o una ligereza, si no fuera por la frecuencia con que los cines periféricos entran al centro o al mainstream siguiendo un movimiento de absorción: la parte –en este caso un personaje, pero puede ser también un problema o determinado territorio– se toma por el todo. Estos cines, incluido el colombiano, se ven así forzados a servir de explicación sobre fenómenos generales de sus países de origen.

Para leer este artículo completos:

Ed. 164

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 164

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.