| 11/27/2018 7:46:00 PM

Un merecido descanso

"De repente este número logra invitarlos, como lo busca, a voltear la mirada por un momento hacia la belleza del mundo, y también hacia un sentido más profundo de lo político, que en estas páginas viene desde la literatura, las artes del cuerpo, el cine, la música, el ensayo, la investigación, y desde el esfuerzo de la imaginación".

Ilustración de portada de ARCADIA 158, por Power Paola. Ilustración de portada de ARCADIA 158, por Power Paola.

Este artículo forma parte de la edición 158 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

En esta edición, las páginas de ARCADIA, o al menos algunas de ellas, bien podrían estar dedicadas a defender las marchas de los estudiantes en Colombia. Así mismo, esta revista podría –y, dado el vínculo orgánico entre cultura y educación, incluso debería– exigir resolución y cambios profundos e inmediatos en la política. También podría lanzar un grito de indignación para criticar a Vicente Torrijos por presentarse a la dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica diciendo, engañosamente, que tiene un doctorado, y al presidente Iván Duque por siquiera considerar su nombramiento. Es más, este podría ser un editorial dedicado enteramente al gobierno: al letargo en que han estado sumidos, en estos largos cien días, los asuntos de la cultura, tan celebrados en la campaña presidencial bajo la bandera de la creatividad como palanca de la economía. Podríamos preguntar, por ejemplo, por el retraso de la muy anunciada Economía Naranja, o por el limbo en que se encuentra la Biblioteca Nacional, o por los despropósitos que revela la primera propuesta de la Ley de Financiamiento en materia de libros, revistas, conciertos, espectáculos, obras de arte, cine, internet y tecnología, o por la débil, casi fantasmagórica, presencia de la ministra de Cultura. También podríamos, deberíamos, darles una mirada crítica a los medios de comunicación y a la fragilidad de la libertad de prensa y expresión en el país; a la situación de los profesores, a la amenazada calidad en las universidades privadas (crecientemente proclives a la búsqueda arrolladora de rentabilidad); a la pasividad de una parte amplia del sector frente a la urgencia de incorporar la cultura y las artes en los esfuerzos por implementar el acuerdo con las Farc y por lograr, en definitiva, la paz.

Pero esta ARCADIA busca precisamente ser un respiro para sus lectores, que deben estar tan cansados como estos editores del caos de nuestro país. Para tal vez aliviar el desconsuelo, para acercarnos a la realidad desde otras miradas y otras voces, para abrir ventanas a autores y libros que están entre nosotros, para invitar a leer, presentamos una edición de lecturas para viajar –para respirar–, que es además, como nunca lo había sido, una edición ilustrada. De repente este número logra invitarlos, como lo busca, a voltear la mirada por un momento hacia la belleza del mundo, y también hacia un sentido más profundo de lo político, que en estas páginas viene desde la literatura, las artes del cuerpo, el cine, la música, el ensayo, la investigación, y desde el esfuerzo de la imaginación. Quizás esto es lo que nos falta. Tomar distancia, detenernos, pensar. A esto busca contribuir esta revista inusual, desvinculada de la noticia inmediata, hecha por escritores e ilustradores, artistas y periodistas.

Los invitamos entonces, queridos lectores, no a que le den la espalda a la incertidumbre política y la inquietud social que nos atañe ahora, ni a los atropellos de los políticos que, una y otra vez, revelan su talante; sino a que esta ARCADIA los acompañe en sus ratos de ocio, momentos tan merecidos como necesarios. Así tomamos impulso y nos llenamos de energía para empezar un nuevo año, ojalá menos convulso, incierto y desesperanzador.

*

Esta edición de ARCADIA viene acompañada de dos suplementos. Uno de ellos es nuestro ya tradicional cuadernillo del Hay Festival, que en esta oportunidad contiene las historias de algunos de los invitados más interesantes que asistirán a la próxima versión del festival en Cartagena. Esta se celebrará en esa ciudad entre el próximo 31 de enero y 3 de febrero, y tendrá capítulos adicionales en Medellín y Jericó (Antioquia).

El segundo suplemento es el fruto de un esfuerzo que ARCADIA hace en alianza con la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición. Se trata de una revista de veinte páginas en que –con el apoyo de artistas como Juan Manuel Echavarría, Doris Salcedo, José Alejandro Restrepo y Jesús Abad Colorado, y de escritores de la talla de Jorge Orlando Melo, Pablo Montoya y Horacio Benavides– abordamos la búsqueda de la verdad desde su dimensión cultural: desde el punto de vista de la transformación de imaginarios, la variación de los relatos y la humanización de los valores. Para nuestro equipo es un honor y una inmensa motivación poder presentar este cuadernillo; ojalá el primero de una serie que ya planeamos sacar adelante.

Con esta edición 158 termina el año para nosotros. El próximo número de la revista circulará a finales de enero. Hasta entonces, no dejen de seguirnos en nuestra plataforma digital, nuestras redes sociales y nuestros, cada vez más frecuentes, eventos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 170

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.