RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Un recuerdo de Sebastián Romero

Un corto texto sobre el político y activista de la población LGBTI.

2018/04/17

Por Blanca Durán*

Me preguntan quién era Sebastián Romero Leal y lo primero que recuerdo es un congreso de un partido político al que pertenecíamos. Allí se discutía si era posible dar cupos a las mujeres, los jóvenes y las personas de los sectores sociales LGBTI en la dirección del partido. En medio de la discusión, un dirigente se levantó y dijo: “Si le damos cupos a mujeres, a jóvenes y a los LGBT, ¿en dónde quedamos las personas normales?”. Sebastián se levantó en medio del alboroto y dijo: “¡Usted tampoco es normal! En realidad, todos somos diferentes”. Después de eso, Sebastián se convirtió en el primer hombre abiertamente gay que llegó a la dirección de un partido político en Colombia.

Le puede interesar: La política LGBT y el reto frente al VIH/sida

Así era Sebastián, un hombre apasionado, valiente, capaz de enfrentarse al poder si veía una injusticia, un héroe que hubiera escogido un traje rosado porque su masculinidad no estaba en los colores de la ropa. Siempre pensé que era un joven con un alma muy vieja, usaba frases de abuelito y leía el periódico en la mañana mientras tomaba tinto. En realidad, creo que vivió tantos años que por eso murió tan joven.

Era un hombre alegre y rumbero, y así como podía hablar del nuevo modelo económico que necesitaba el país, podía bailar al ritmo de las tamboras y de una gaita hembra. Lo extraño como activista, como edil y sobre todo como amigo; un amigo leal (como su segundo apellido), tierno y sensible. Fue, y creo que sigue siendo, el hombre que más he querido después de mi papá.

Doy gracias al universo por permitirme conocerlo y crecer a su lado.

*

Romero, en pocas palabras

En febrero de 2011, la población LGBTI de Colombia perdió a uno de sus grandes líderes. Sebastián Romero fue el primer político, abiertamente gay, electo en el país. Contra los prejuicios de sus oponentes, ganó una curul en 2007 con más de 1000 votos y se posicionó como edil de la localidad de Chapinero de Bogotá. Ese fue su mayor logro político.

Romero fue representante del Polo Democrático Alternativo y creó, dentro de ese partido, el Polo Rosa, para luchar por los derechos de las personas LGBTI y la apertura de espacios de participación para ellas.

Biólogo de formación, fue también el primer colombiano gay que afilió a su pareja a una EPS. Dos años después de su muerte, en 2013, el Distrito inauguró el Centro de Ciudadanía LGBTI Sebastián Romero, un lugar ubicado en Teusaquillo que busca prestar atención integral con enfoque diferencial a esta población.

*Activista LGBTI y defensora de los derechos humanos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 155

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.