Una protesta anti-Trump en Washington, el 20 de enero de 2017. Foto: Mario Tama / Getty Images. Una protesta anti-Trump en Washington, el 20 de enero de 2017. Foto: Mario Tama / Getty Images.

El algoritmo imposible, redes sociales y noticias falsas

Las noticias falsas que se multiplican en las redes sociales no son simplemente un efecto indeseado de una tecnología. El problema es mucho más complejo: la sociedad no está infecta de falsedad, en muchos casos ella misma la produce.

2017/11/22

Por Carlos Cortés* Bogotá

Sentados frente al comité judicial del Senado estaban Google, Facebook y Twitter. Los gigantes postrados. El turno para preguntar es del senador demócrata Al Franken, conocido por poner a sus interrogados en el asador como si fueran presas de pollo. El tema es la manipulación rusa en redes sociales durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos. Es 31 de octubre de 2017. “¿Cómo es posible que Facebook, que se precia de ser capaz de procesar miles de millones de datos para transformarlos instantáneamente en conexiones personales para sus usuarios, no haya hecho de algún modo la conexión de que avisos electorales pagados en rublos venían de Rusia?”. Los gigantes en silencio. “¡Eso son dos datos! Anuncios políticos americanos y dinero ruso. ¿Cómo es que ustedes no pudieron conectar esos dos puntos?”. Los gigantes dan explicaciones.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.