Andrea Mejía con un cuadro de Paul Klee. Andrea Mejía con un cuadro de Paul Klee.

El último muerto

"¿Con qué se toca a los muertos si no es con las palabras?" Andrea Mejía le rinde homenaje a José Lezama Lima.

2017/01/24

Por Andrea Mejía

No sería mala idea terminar de despedir el año de los muertos recordando uno que hace unos meses cumplió 40. Claro, el año pasado no estábamos para celebrar los cumpleaños de viejos muertos. Apenas si tuvimos el tiempo de ir a dejar, en vez de flores, nuestras opiniones en tantas tumbas nuevas. Ahora que empieza este año en el que ya nadie volverá a morir y en el que entonces todos dejaremos de opinar, podríamos recordar a José Lezama Lima que vivió toda su vida en La Habana y murió ahí mismo, en 1976, fiel a su principio de inmovilidad; aunque ya al final de su vida no era un principio que él aplicara voluntariamente, sino más bien la obediencia a un asma y a un cuerpo enorme y a las tristezas políticas que lo aquietaban. Por azar encontré hace poco La cantidad hechizada, y elegidos también al azar, porque para mí es casi imposible leerlos de corrido, leí pedazos de sus ensayos. Encontré algo sobre el afán de “volver a ser tocado después de muerto”. Lo interpreté como una señal para escribir alguna cosa pequeña sobre Lezama, que es justo lo que estoy haciendo. Porque ¿con qué se toca a los muertos si no es con las palabras?

Para leer este artículo completos:

Ed. 164

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 164

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.