RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

El final de todas las cosas

¿Por qué esperamos el fin del mundo? Una columna de Andrea Mejía.

2017/04/22

Por Andrea Mejía

El final que imagino para las cosas es el final de la novela de Mishima, El pabellón de oro, en la que un joven aprendiz de monje, doblegado y atormentado por la belleza de un templo de oro, lo hace arder. Fósforos, paja apilada, y ya está. El templo en llamas. Las sombras del fuego se habían tomado mucho antes los sueños y la mente del monjecillo. Ahora ve el incendio desde una colina. Pájaros rojos surcan el cielo. En el aire revolotean “partículas de lo que parecían residuos de fuego”. Es una especie de iluminación final en la que al joven monje se le revela que quiere vivir. Está concentrado. Su propia visión lo eleva. Es un incendiario encantado.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.