RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Una risotada

Antonio Caballero sobre el propuesto, y poco probable, metro de Bogotá.

2017/11/22

Por Antonio Caballero

Creo que nunca había visto reír a un ministro de Hacienda, ni de aquí ni de ninguna parte. Más aún: no creí que este ministro de Hacienda en particular, Mauricio Cárdenas, supiera reír. Y mírenlo: con los dos brazos en alto, arrastrado por el todavía más riente alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y arrastrando al ministro de Transporte, Germán Cardona –¡de Transporte, Dios mío! ¡Y alegrándose por la promesa de la construcción, no, del comienzo del gasto colosal en la construcción de un metro para la ciudad, de un metro del que el propio alcalde que nos lo va a hacer pagar ha dicho que…!– pero ya hablaré de eso en los próximos párrafos. Cerremos esto por el otro lado de la foto: por la sonrisa de felicidad, a la derecha de Peñalosa, del gerente del metro que no existe todavía –pero que ya tiene gerente– Andrés Escobar, de quien nada sé. De Peñalosa sí sé que siempre ríe de satisfacción de sí mismo. Mírenle esos cachetes rojos e inflados de contento. De Cárdenas ya digo que me asombra: siendo ministro de Hacienda de un país en quiebra ¿de qué se ríe? Y del de Transporte se nota que no tiene ganas de reírse, pero se deja alzar los brazos con una sonrisita, porque lo obligan. Para eso está. Debe suponer que si no se ríe, lo botan.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.