Las piñatas son el sello de Paulo Licona, una de ellas posa con la pata partida. Crédito: Daniel Reina. Las piñatas son el sello de Paulo Licona, una de ellas posa con la pata partida. Crédito: Daniel Reina.

La escuela salvaje de Paulo Licona

Un perfil de un artista colombiano que nos invita a desaprender, o revisar al menos, la estructura que sostiene el frágil tinglado del arte, que muestra en el estado de confusión de los estudiantes su punto más débil.

2018/01/23

Por José Aramburo* Bogotá

Hay una situación de muy poca rebeldía. Es chévere que todo

Para leer este artículo completos:

Ed. 156

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.