A la izquierda, Luis Caballero y Marvel Moreno, padrinos de matrimonio de Plinio Apuleyo Mendoza y la pintora Patricia Tavera (a la derecha), que se casaron en París. Moreno fue la primera esposa de Mendoza. A la izquierda, Luis Caballero y Marvel Moreno, padrinos de matrimonio de Plinio Apuleyo Mendoza y la pintora Patricia Tavera (a la derecha), que se casaron en París. Moreno fue la primera esposa de Mendoza.

El caso de Marvel Moreno

Una mezcla de malentendidos familiares, líos editoriales, rumores y versiones encontradas de unos mismos hechos rodean la obra de la escritora barranquillera Marvel Moreno, quien no ha tenido el reconocimiento que se merece. Esta es la historia de cómo, una vez más, un legado literario se ha visto perjudicado por cuenta de factores que nada tienen que ver con la obra misma.

2018/05/21

Por Santiago Parga Linares* Bogotá

Las razones del olvido siempre son complicadas, pero en esta historia tienen que ver con líos editoriales, dramas familiares, chismes y quizás la ceguera de un país que preferiría no verse reflejado, con toda su hipocresía, en las páginas de una escritora que no le ve nada de pintoresco ni de mágico a la sociedad colombiana. A eso hay que agregar una serie de personajes: Plinio Apuleyo Mendoza, el esposo colombiano; Jacques Fourrier, el segundo esposo, de nacionalidad francesa; Carla y Camila, las dos hijas criadas en Europa; y los académicos Jacques Gilard y Fabio Rodríguez Amaya. En la mitad de todo este embrollo está una escritora genial. Y como suele suceder cuando hay líos con los legados de grandes escritores, quienes salimos perdiendo somos los lectores.

Para leer este artículo completos:

Ed. 157

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.