Serge Daney en Buenaventura, en 1985, a donde fue por invitación de Carlos Mayolo. Foto: Eduardo Carvajal. Serge Daney en Buenaventura, en 1985, a donde fue por invitación de Carlos Mayolo. Foto: Eduardo Carvajal.

“Me convertí en esa imagen”: Serge Daney

El crítico francés, quien murió de sida en 1992, expone en este libro su propia vida a la luz de las películas que vio (y por las que, según él, fue visto) con la lucidez implacable que se puede permitir un moribundo.

2017/12/12

Por Pedro Adrián Zuluaga* Bogotá

Pocos meses antes de morir de sida, el 12 de junio de 1992, el francés Serge Daney (crítico de cine fundamental, amante del tenis y viajero impenitente) emprendió junto a su amigo Serge Toubiana una tarea contra el tiempo: escribir una síntesis de su propia vida (tal como solo la pueden pensar los moribundos), y de esta en relación con el cine. El libro, pensado como una larga conversación entre Daney y Toubiana, resultó siendo mucho más que una autobiografía al uso, con la confianza algo ingenua en la unidad y/o linealidad del relato. Serge Daney le da un sentido nuevo a la palabra cinefilia, alejándola por completo de cualquier nostalgia o necrofilia, aunque sea la muerte lo que le da su sentido más pleno y revelador.

Para leer este artículo completos:

Ed. 157

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.