RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Medellín y 'los Ciudadanos Como Vos'

La Secretaría de Cultura de Medellín lanzó este mes la estrategia Ciudadanos Como Vos, una propuesta que busca reconocer las acciones que contribuyen a la convivencia y la cultura ciudadana.

2018/04/17

Por Revista Arcadia

Esta nota surge de una alianza entre ARCADIA y la Alcaldía de Medellín. Además, forma parte de la edición 151 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

Una escena

El conductor ve al grupo de peatones acercarse a la cebra. Suavemente, frena hasta detenerse. La escena, que dura un segundo, es una imagen fija: la calle de Medellín, el carro detenido, los ciudadanos que cruzan. En esa sencillez cotidiana late la sorpresa: los peatones llevan instrumentos musicales, suenan aplausos, un cartel en acordeón se extiende frente al conductor atónito. “Medellín está llena de Ciudadanos Como Vos”, se lee, mientras se escucha el agradecimiento y uno de los involucrados se acerca sonriendo para explicar: “Gracias por detenerse y cuidar la vida del peatón, por contribuir, con ese gesto tan pequeño, tan común, a construir una sociedad más amable”. El letrero se repliega, los actores terminan de cruzar, la mano del conductor se agita para despedirse y él sigue su camino, pensando quizás en cómo va a contarle la historia a sus compañeros de trabajo.

Le puede interesar: Medellín: ¿Para dónde vamos?

Una estrategia

Todos tenemos comportamientos que pueden contribuir a la cultura ciudadana. Y esto es así a pesar de que en ocasiones nos hayamos comportado de otra manera. En esto último se han enfocado tradicionalmente algunas estrategias: en la importancia de saber dónde están los errores para conseguir superarlos. Pero estamos seguros de que la mayor parte del tiempo los ciudadanos construyen una sociedad amable cuando trabajan juntos: en acciones silenciosas, pero colectivas, que hacen de la cultura ciudadana una manera de definir los lugares que habitamos.

Queremos que esa realidad –el hecho de que la mayoría del tiempo los ciudadanos se comportan de maneras que contribuyen a la convivencia, que ayudan a construir una sociedad más cercana y amable, que creen y confían– sea una certeza en nuestro pensamiento, nuestras conversaciones y nuestra vida. De ahí surge Ciudadanos Como Vos.

Se trata de una estrategia de cultura ciudadana enfocada en informar, normalizar y agradecer. Partimos de la idea de que el comportamiento propio, la manera como actuamos en sociedad, está fuertemente influida por lo que creemos que otros esperan de nosotros y lo que nosotros pensamos de los otros. De aquí se desprenden dos conceptos que han trabajado autores como Daniel Kahneman, Jon Elster, Richard Thaler y Cristina Bicchieri y que nosotros retomamos: influencia social e ignorancia pluralista.

El primero tiene que ver con las acciones que se convierten en una especie de normas y que cumplo porque tengo la expectativa de que eso es lo que se espera de mí. Por ejemplo, ¿uno por qué sale vestido a la calle? Uno de los motivos es porque sabe que los demás van a estar vestidos y esperan que salga vestido.

La ignorancia pluralista, por su parte, es una especie de lado B y tiene que ver con la expectativa. Pero, en este caso, lo que creemos saber puede estar equivocado, pues no hemos tenido ninguna relación con algo que lo sustente. Uno cree, por decir algo, que los demás tienen una percepción negativa de su entorno, pero nunca les ha preguntado. Y sale a la calle y se comporta a partir de la idea de esa percepción negativa de los demás. Los otros salen y hacen lo mismo, cuando resulta que cada quien, en privado, considera que su espacio es seguro, bacano, confiable. Esa distancia entre la información y la percepción afecta la realidad en que nos movemos.

Le puede interesar: El secreto nuevo de Medellín

Entonces, el primer paso es contar lo que pensamos y cómo actuamos. En Medellín, nueve de cada diez ciudadanos pagan sus impuestos a tiempo porque lo consideran un deber ciudadano. Eso quizás no lo sabe todo el mundo, pero es algo que pasa, y es normal: algo que queremos agradecer. No se necesitan actos extraordinarios para soñar la ciudad, son estos pequeños gestos –pagar los impuestos, parar el carro para que el peatón cruce por la cebra, resolver los problemas mediante el diálogo– los que hacen posible esa sociedad soñada.

Los contamos, los celebramos, y así generamos un círculo virtuoso en el que lo común resplandece y se hace todavía más común, donde nos reconocemos todos como Ciudadanos Como Vos.

Otra escena

Caminas por Carabobo. Tomaste agua y esperas hasta la esquina para botar el vaso vacío en la caneca. Alguien se acerca y señala tu gesto con la mirada. Luego dice “Gracias”, mientras te entrega algo. El objeto, en tu mano, es un círculo grueso en el que encuentras una bisagra. Sobre una de sus caras –la que se abre– hay una afirmación tentadora: “Descubre al ciudadano que está transformando Medellín”. La curiosidad examina el interior. Unos ojos abiertos responden a tu mirada. Desde el centro del reflejo, tu sonrisa te devuelve la sorpresa. Eres tú. Eres tú el ciudadano que transforma a Medellín. Junto a tu rostro sonriente, ves el mensaje “Medellín está llena de Ciudadanos Como Vos”. Se siente casi como si sonaran aplausos. Cuando levantas la mirada, los ves. Es cierto, la ciudad está llena de ciudadanos como vos. Aunque todavía lo sostienes en tu mano, comprendes que el verdadero espejo no es ese, son los demás. Esos otros rostros que, igual que el tuyo segundos antes, también te devuelven la sonrisa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.