Espacios como ArtBo y Barcú, o mercados como el Bomm (fotos) y el BAmm contribuyen anualmente al impulso de la economía naranja. Espacios como ArtBo y Barcú, o mercados como el Bomm (fotos) y el BAmm contribuyen anualmente al impulso de la economía naranja.

¿Economía naranja?

Tanto en prensa como en círculos especializados se viene hablando con mayor regularidad de la economía creativa. La pregunta en boca de todos es: ¿puede un país, por medio de ella, crear valor de la nada? La respuesta, según esta economista, es que sí, pero el reto es grande. Acá explica cómo y por qué.

2016/09/29

Por Juliana Barrero* Bogotá

La economía creativa, economía de la cultura o economía naranja —como fue renombrada recientemente por el BID— está compuesta por las llamadas industrias culturales, creativas, de experiencia o de entretenimiento. Uno de sus atributos es que, como dice el escritor Charles Leadbeater, “a diferencia de los demás sectores de la economía, tiene la ventaja de que puede crear valor de la nada”. La creatividad es un recurso intangible asociado directamente al conocimiento y al acervo cultural que poseen los individuos. Es un recurso que en principio no se agota, no es escaso, no contamina y que cualquiera puede utilizar como factor de producción económica. Eso ha posicionado a la economía creativa como un motor de desarrollo económico y social deseable para la sociedad.

Para leer este artículo completos:

Ed. 165

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 165

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.