Darío Ruiz Gómez. Darío Ruiz Gómez.

Ya el centro no existe: una carta desde Medellín

¿Hay una exclusión sistemática de los escritores de provincia en Colombia? Darío Ruiz Gómez, escritor, periodista, crítico literario y poeta, responde.

2017/08/25

Por Darío Ruiz Gómez* Medellín

La idea de una capital cultural hegemónica nació en el París del siglo XIX sin cuya bendición ninguna obra sería reconocida internacionalmente. El centralismo políticamente supuso en Colombia la negación de las distintas experiencias de una sociedad pluralista, la cultura de las regiones. Flaubert escribió sus obras maestras en una pequeña ciudad de provincia y una realidad de provincias describe Clarín en La regenta. En provincia vivió siempre un escritor admirable para mí, Julien Gracq, y fuera de la burbuja parisina vive Pierre Michon. Alguien señaló que no es lo mismo ser provinciano que haber nacido en la provincia. La noción de aldea planetaria, aquel reclamo fundamental de partir de lo municipal para llegar a lo universal del cual nació la gran novela europea, se frustró en Colombia gracias a un centralismo que convirtió al resto del país en un mapa abstracto y ninguneó el pensamiento y la escritura diferentes a la suya. Vale la pena recordar que la literatura moderna italiana nace de esta recuperación de la periferia que es la provincia. No olvidemos que hoy vivimos en una aldea globalizada donde el 70 % de la población es urbana y no hay rincón que escape al ojo del dron que registra, al igual que en la sociedad carcelaria de Orwell, cualquier resto de intimidad, la imposición brutal de la neolengua.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.