Desde 2017 hasta hoy Chiribiquete ha perdido más de mil hectáreas de bosques. Foto: FCDS. Desde 2017 hasta hoy Chiribiquete ha perdido más de mil hectáreas de bosques. Foto: FCDS.

El Chiribiquete y el fracaso del ambientalismo colombiano

La Unesco, que en 2018 declaró patrimonio natural y cultural de la humanidad al Parque Chiribiquete, podría reversar su decisión. Esta serían la razones.

2019/03/27

Por Natalia Borrero Morales

Este artículo forma parte de la edición 161 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

El Parque Nacional Natural Chiribiquete había pasado desapercibido para la opinión pública hasta que, en julio de 2018, la Unesco lo declaró patrimonio natural y cultural de la humanidad. Chiribiquete se convirtió así en el área continental protegida más grande de Colombia con 4.268.095 hectáreas, un desafío en área y en capacidad que demandó desde entonces una articulación estatal sin precedentes.

Sin embargo, Chiribiquete está amenazado. Desde 2017 hasta hoy ha perdido más de mil hectáreas de bosques. La ganadería, los cultivos ilícitos, la extracción de madera ilegal, la agroindustria y el desarrollo vial lo tienen en riesgo. Imágenes satelitales y aéreas dan cuenta de una carretera de casi 75 kilómetros que atraviesa el parque. Desde el cielo se ve, en su área de influencia, un mosaico de verdes que varía entre tierras quemadas, taladas y sembradas con coca, y unas cuantas vacas flacas que deambulan por ese lugar donde, según leyendas indígenas, nació la humanidad.

En su más reciente portada, Semana Sostenible, revista de la cual soy editora, abordó el tema. Junto con la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, el equipo sobrevoló Chiribiquete y vio de primera mano la tala y las quemas que afectan el parque y las zonas cercanas, casi 2.694.000 hectáreas a su alrededor.

Le puede interesar: De qué se tratan las representaciones milenarias del Chiribiquete y la Lindosa

Aunque las dimensiones a veces son inimaginables, hay sin duda un problema común que afecta a Colombia tremendamente: la deforestación. La Amazonia, región que alberga a Chiribiquete y otros parques nacionales, sigue perdiendo bosque. Entre octubre y diciembre de 2018 cayeron 43.000 hectáreas solo en departamentos como Meta, Caquetá y Guaviare.

Según Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales, si el país no detiene este problema, la Unesco podría reversar su decisión o cambiar de categoría a Chiribiquete en menos de un año para nombrarla patrimonio en peligro, como hizo con el arrecife de Belice o la ciudad de Potosí en Bolivia.

En este lugar de peregrinación milenaria aún habitan pueblos indígenas no contactados, aún van personas desconocidas a pintar las paredes de arenisca siguiendo las premisas de un ritual sagrado, aún se esconden pictogramas que dan cuenta de una parte de la evolución. Por eso, el desafío que plantea pone a prueba la capacidad de la sociedad colombiana de defender su patrimonio.

Le puede interesar: Tribunal estudia reconocer al río Magdalena como víctima del conflicto

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 170

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.