Aporte para una celebración, de Matthias Klemm, pintada durante las celebraciones del cumpleaños de Lutero, en 1983. Aporte para una celebración, de Matthias Klemm, pintada durante las celebraciones del cumpleaños de Lutero, en 1983.

El efecto Lutero: 500 años de la reforma protestante

Criticó la hipocresía de Roma, pero fue un revolucionario autoritario. Liberó la sexualidad del estigma del pecado, pero defendió un patriarcado estricto. Es uno de los padres de la modernidad, pero fue un hombre supersticioso y odioso frente a costumbres distintas a las suyas. Abrió la puerta a la conciencia moral individual, que sin embargo él consideraba verdad objetiva. Un análisis de la figura contradictoria que fue Lutero, y de la trascendencia de sus 95 tesis, desde Wittenberg, el pueblo alemán donde empezó la revolución y hoy la celebran.

2017/09/19

Por Hernán D. Caro* Berlín

La escena es, al mismo tiempo, dramática, enternecedora y algo ridícula. “En este antiguo y venerado portón de madera –grita el hombre vestido con hábito oscuro de monje, camisa blanca, zapatos elementales de cuero y bonete negro en la cabeza– clavé mis tesis contra los abusos del papa de Roma a la nación cristiana. ¡Aquí partí en dos la historia de la humanidad!”. Dos ancianas sueltan unas risas nerviosas y dan un par de aplausos. Una adolescente sonríe abochornada. De resto, murmullos respetuosos y celulares elevados de parte del grupo que escucha al predicador medieval frente a la monumental iglesia de la pequeña ciudad alemana de Wittenberg, llamada también la “ciudad de Lutero”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.