El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, en Cáceres. AFP. El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, en Cáceres. AFP.

La tierra que pisamos

Surcada por dos ríos en el suroeste de la península ibérica, entre Castilla-León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Portugal, la región de Extremadura ha sufrido históricamente cierta vergüenza por su condición marginal. Por eso mismo, quizás, hoy es uno de los principales motores de la literatura española. Reportaje.

2016/08/23

Por Antonio María Flórez*

“Uno mira estos pueblos, estos paisajes, este ir y venir de sus gentes, y comprende de un solo golpe de intuición el argumento vital de esta tierra extremeña: la belleza, el dolor, la alegría, la soledad, el esplendor y la miseria. Aquí está todo lo que somos y fuimos, la trama de nuestra historia y de nuestro singular modo de ser y de vivir.”

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.