Fotos: León Darío Peláez Fotos: León Darío Peláez

Do-It-Yourself

El fanzine primitivo, grosero, fotocopiado en blanco y negro, inspirado en la música más radical y utilizado como el medio de expresión de aquellos que no tienen voz, se propagó por el mundo y llegó a Colombia. Un caricaturista y artista bogotano ha dedicado su vida a publicarlos y coleccionarlos.

2017/11/22

Por Humberto Junca* Bogotá

Definir qué es un fanzine hoy en día no es tarea fácil. Hace unos 30 años la cosa era sencilla. Se podía decir algo como esto: “Un fanzine es una publicación barata, diagramada con las uñas a modo de collage, empleando fotos e ilustraciones en alto contraste, con textos escritos a mano alzada o con máquina de escribir, con un tiraje muy bajo y armada por un fanático o por un grupo de fanáticos que buscan la cohesión de una escena o discutir sobre un tema puntual”. Y antecedentes hay muchos. Las publicaciones de los dadaístas o las de los situacionistas, por decir algo. Sin embargo, las que dictaron la forma y las maneras del fanzine contemporáneo aparecieron en la década del setenta y estaban dedicadas a la música joven. La primera surgió en Nueva York gracias a la asociación del melómano Legs McNeil y del dibujante John Holmstrom. Se llamó Punk (basura, vago, delincuente) y resultó acuñando el término con el cual se reconocería ese rock and roll sucio, rápido, mal tocado, bien gritado y tremendamente crítico de bandas como The Sex Pistols o The Clash. Esta publicación, con portada en color y contenido en blanco y negro, mezclaba caricaturas, fotografías y collages con notas sobre los grupos de la escena underground que rondaban bares como el CBGB o el Max’s Kansas City.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.