Voceadores (1940). Débora Arango.  Cortesía Museo de Arte Moderno de Medellín. Voceadores (1940). Débora Arango. Cortesía Museo de Arte Moderno de Medellín.

Breve historia del federalismo

Llevamos largas décadas quejándonos por los males del centralismo y quizás haya razones de peso para hacerlo. Durante el siglo XIX, Colombia tuvo periodos de federalismo que vale la pena recordar. El humor parece un buen antídoto contra el extremismo.

2017/08/25

Por Pablo R. Arango* Manizales

Estamos tan acostumbrados a tratar el centralismo colombiano como una fuente de problemas que casi olvidamos que en algún momento fue una solución. Antes de 1886 la tendencia dominante en el territorio colombiano fue, de hecho, el federalismo. Un problema básico para los independentistas locales era qué modelo político y administrativo usarían cuando estuvieran en el poder. Es un problema para cualquier movimiento revolucionario que ve venir el triunfo. Basta recordar que, por ejemplo, la famosa acta de independencia firmada en Santafé de Bogotá el 20 de julio de 1810 fue apenas una entre muchas actas regionales. Una ley de 1873 estableció como el día de la independencia nacional esa fecha por razones políticas, no porque quisieran conocer el pasado (era demasiado reciente incluso para llamarlo pasado, era puro presente preñado de porvenir; o así lo vemos nosotros, que somos el resultado del parto).

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.