RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La Riohacha idílica de Gabo

El 24 de enero la capital de La Guajira es de nuevo escenario del Hay Festival: una oportunidad para fomentar la cultura, la música y la literatura de la mano de grandes escritores nacionales e internacionales.

2018/01/23

Por María Gómez* Bogotá

Las mariposas en el aire y la brisa de arena en el calor radiante evoca ese Macondo soñado de García Márquez en La Guajira. Al recorrer sus calles estrechas, me deleito con el color y la magia de los tejidos wayúu y me pregunto cómo hubiese sido una entrevista con nuestro Nobel de Literatura en su Riohacha idílica, ad portas de uno de los eventos literarios más importantes en Colombia, el Hay Festival, que este año llega a su décimo primera edición en el portal de perlas del Caribe colombiano.

Sin lugar a dudas, muchos de los recuerdos de su infancia junto a su madre, Luisa Santiaga y sus abuelos podrían imaginarse en este espacio. Es solo abrir las páginas de sus múltiples obras y ver que La Guajira está plasmada entre sus líneas: “La Riohacha idílica que llevaba desde niño en el corazón, con sus calles de salitre que bajaban hasta un mar de lodo, no eran más que ensueños prestados por mis abuelos”, dice García Márquez en Vivir para contarla.

El departamento del desierto costeño, bañado por el mar Caribe, reconocido por minerales como la sal y el carbón; por sus paisajes y cultura; por el Cabo de la Vela y las mochilas wayúu; por las notas de acordeón y los versos de grandes juglares, tiene un potencial turístico inigualable, que supera el realismo mágico que nuestro Nobel encontró en La Guajira.

Hay Festival Riohacha se consolida como un atractivo más de esta región gracias a las alianzas de sus promotores. Pocos saben que el Hay Festival llegó a Cartagena hace 13 años y a Riohacha, hace 11. Cuando apenas estaba naciendo en Colombia, contactaron a Cerrejón en busca de nuevos patrocinadores, y como resultado se logró extender y tener un lugar en la capital guajira. Así surgió la iniciativa de fomentar la cultura y la educación, el amor por la literatura y el fortalecimiento de las tradiciones en la Riohacha de Gabo.

Promigas es otro de los aliados que se sumó a esta iniciativa y, de la mano de Cerrejón y el Banco de la República, se hace posible que los guajiros se acerquen a escritores locales e internacionales.

Hay Riohacha dio sus primeros pasos con una programación similar a la de Cartagena, pero pronto sus organizadores descubrieron que poblaciones aledañas no podían vivir el evento, pues carecían de recursos para trasladarse hacia la capital. Entonces, en sus últimas ediciones, el Hay hace presencia en algunos municipios del departamento, con énfasis en el público joven, para incentivar la lectura, el diálogo con escritores reconocidos y nuevas formas de ver el mundo.

Este año será el turno de Manaure, Uribia y El Molino. El 24 de enero, en la mañana, estará en la cuna de la sal la escritora y poeta española Ana Alonso, quien hablará con niños a partir de los 5 años sobre qué hace “que un personaje literario se sienta tan vivo y real como nosotros mismos”. Entre su obra dirigida al público infantil y juvenil está –como anillo al dedo para Manaure– la colección Pizca de sal. Además, escribió La casa de muñecas, Los instantes perfectos y sagas como Odio el rosa y Tatuaje.

Más al norte, en Uribia, la autora e ilustradora Olga de Dios les mostrará a niños de más de 3 años sus ilustraciones, la mayoría enfocadas a transmitir valores como la solidaridad, prácticas sostenibles como el consumo responsable, y realidades como la diversidad de formas de amar y la igualdad de género. Precisamente, su libro Monstruo rosa ha sido usado en las aulas como referente para trabajar el tema de la diversidad.

A El Molino, en el sur de La Guajira, llegará el escritor colombiano Juan Cárdenas, autor de Los estratos, obra ganadora del VI Premio Otras Voces Otros Ámbitos, y de los libros Zumbido, Ornamento, Tú y yo: una novelita rusa y El diablo de las provincias.

Por la tarde, en la Biblioteca Monseñor Héctor Salah en Riohacha, inaugurada el año pasado en el marco del Hay Festival, se presentarán cuatro eventos. La escritora Beatriz Helena Robledo, en conversación con Édgar Ferrucho, dará inicio a la programación. La autora publicó el año pasado el libro María Cano: La virgen roja, que narra la vida, sobre la heroína de los años veinte, adelantada a su época y conocida por su papel protagónico en las protestas obreras. En esta biografía explora otro ámbito literario, y sale de la literatura infantil y juvenil para retratar una época de sectarismo político y progreso económico.

A las cuatro de la tarde, estarán cuatro de los 39 mejores autores de ficción de América Latina, seleccionados en la lista Bogotá39-2017. Natalia Borges, Giuseppe Caputo, Juan Cárdenas y Martín Felipe Castagnet hablarán sobre su trabajo literario con Orlando Mejía Serrano.

Luego, el director de cine Ignacio Castillo Cottin conversará con Sergio Dahbar sobre su película El Inca, que cuenta la trágica historia de amor del campeón mundial de boxeo, el venezolano Edwin Valero, con esta ha debido hacer frente a la inflación rampante en medio del rodaje, a la escasez de productos en Venezuela, y a que un juez prohibiera su proyección en el país, a raíz de una demanda de la familia. A pesar de los obstáculos, la película fue nominada a los premios Óscar y sigue recibiendo aplausos.

Para terminar, el festival cerrará con la historia, pues los asistentes podrán cantar al son de los reconocidos juglares guajiros Rosendo, Tijito Carrillo y Silvio Britto, quienes además hablarán en entrevista con Freddy González Zubiría.

“Siempre tenemos un cierre que le hace homenaje a alguna parte de la tradición oral o musical. Los juglares representan la importancia de contar la cultura de La Guajira, pues muchas de las canciones mencionan a sus poblaciones”, le dijo a Arcadia Amalia Pombo, directora de comunicaciones del Hay Festival en Colombia.

A diferencia de los eventos en otras ciudades, los organizadores aclaran que este es un festival para la población local; para que las comunidades puedan acceder a la cultura en su propio territorio e intercambiar conocimiento. Pero como afirma Pombo, “hemos tenido palabreros wayúu invitados a Cartagena, porque la transferencia de conocimiento es muy importante y la idea no es solo que el festival llegue a La Guajira, sino que la cultura guajira también llegue al festival en Cartagena”.

Además, el festival en Riohacha asimismo se convierte en una aventura para los escritores invitados. Muchos nunca habían visitado la ciudad, algunos ni siquiera habían oído su nombre. Pero con razones de sobra se inspiró Gabriel García Márquez en la extravagancia de su paisaje, que además vio nacer a sus padres. Por eso la “Ruta de García Márquez” está creciendo como un atractivo turístico de La Guajira, para conmemorar a la Riohacha de la época del autor, una zona en la que vivió en su infancia y que se ve reflejada en sus historias.

La ruta de turismo cultural contempla cinco hitos que recogen la presencia de figuras históricas que aparecen en sus novelas, tales como el corsario inglés Sir Francis Drake, el muelle de donde partía la goleta de Riohacha, la casa en donde su padres pasaron la luna de miel, la casa del telegrafista, en donde trabajaba su padre, y la catedral de Nuestra Señora de Los Remedios, todo esto en medio del universo social y religioso de La Guajira, reflejado en su producción literaria. El objetivo es mostrar hilos desconocidos que ayudaron a tejer la obra del primer Nobel colombiano, y presentar esa Riohacha de Gabo, su niñez allí, pues esta no se limita a Aracataca.

Además, en los últimos meses se han adelantado importantes proyectos para dinamizar la región, como es el caso del Hotel Waya Guajira, una iniciativa de la Fundación Cerrejón, desarrollada en conjunto con Abacus Real Estate y Grupo Contempo, que contribuirá al desarrollo y fortalecimiento del departamento. Nuevas apuestas como esta son indispensables para que los turistas conozcan la historia, la biodiversidad y la cultura de La Guajira. Palomino, el Parque Nacional Natural de Bahía Portete, las minas de carbón de Cerrejón en donde se reciben a más de 14.000 personas al año, el oasis de la reserva natural de La Macuira y Punta Gallinas en la Alta Guajira son algunos de los destinos que el departamento tiene para ofrecer.

2018 es el año del Hay Festival en Colombia: en cada edición se fortalece más, y por eso esta vez habrá eventos también en Medellín, San Andrés, Bogotá, Bucaramanga, Neiva y Manizales, lo cual es un hecho cultural inigualable para el país. El Hay Festival lleva marcado un merecido aire de exquisitez y sofisticación; “el Woodstock de la mente”, lo llamó en 2001 el expresidente estadounidense Bill Clinton. Cientos de escritores, poetas, músicos y cineastas se encuentran año tras año en ciudades tan diversas como Bombay, Beirut y Segovia, logrando desde hace tres décadas inspirar y divertir a miles de niños, jóvenes y adultos de los cinco continentes. Y junto a todas ellas, ahí está Riohacha. “La ciudad de arena y sal donde nació mi estirpe desde los tatarabuelos –escribe García Márquez–, donde mi abuela vio a la Virgen de los Remedios apagar el horno con un soplo helado cuando el pan estaba a punto de quemársele, donde mi abuelo hizo sus guerras y sufrió prisión por un delito de amor, y donde fui concebido en la luna de miel de mis padres”.

*Periodista.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.