El escritor James Baldwin en su casa en el sur de Francia. Septiembre de 1985. Crédito: Ulf Andersen / Getty Images. El escritor James Baldwin en su casa en el sur de Francia. Septiembre de 1985. Crédito: Ulf Andersen / Getty Images.

Una y otra vez el fuego: 30 años de la muerte de James Baldwin

Muy joven descubrió tres cosas que lo empujarían a abandonar su país: la sensación de vulnerabilidad por su color de piel y su homosexualidad, un talento literario enorme y el deseo de ser leído no solo como un escritor negro, sino como uno estadounidense. Un recorrido por la vida y la obra de un autor imprescindible.

2017/12/12

Por Hernán D. Caro* Berlín

El ímpetu bíblico estaba allí desde el principio. El tono admonitorio, la voz de profeta sin dios, las frases lacónicas que, a fuerza de juntarse, suenan a la vez barrocas y rotundas, los giros arcaicos usados para comprender, para que nosotros, sus lectores, comprendamos lo que sigue sucediendo justo en estos instantes. Ya en la primera novela, Go Tell It on the Mountain (Ve y dilo en la montaña, 1953), James Baldwin inaugura un modo de hablar de calles reales y angustias íntimas como si hablara sobre los trabajos y los días de los hombres que poblaron el comienzo de los tiempos (y es que, en verdad, lo está haciendo). Esa novela, atravesada desde el título por metáforas testamentarias, cuenta sobre un joven inteligente y sensible en el legendario Harlem neoyorquino de los años treinta y de su relación –amorosa, conflictiva, no podría ser de otra forma– con su familia y su iglesia: una autobiografía considerada, con razón, una de las mejores novelas en inglés del siglo pasado.

Para leer este artículo completos:

Ed. 157

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.