Judit decapitando a Holofernes (1612), de Cristofano Allori. Judit decapitando a Holofernes (1612), de Cristofano Allori.
  • Cabeza y cuerpo

    'La comemadre' de Roque Larraquy es una novela provocadora, arriesgada, políticamente incorrecta y anormal: tiene dos cabezas, dos historias muy distintas con vasos comunicantes.

    2017/02/24

    Por Luis Fernando Afanador

    La comemadre de Roque Larraquy es una novela provocadora, arriesgada, políticamente incorrecta, que no nos deja indiferentes. Una novela anormal: tiene dos cabezas, dos historias muy distintas con vasos comunicantes. En la primera, en un hospital de Temperley, pueblo cercano a Buenos Aires –estamos en 1907–, un grupo de médicos, dirigidos por el dueño del hospital y su director, se proponen descubrir qué hay más allá de la muerte. Como han sabido que luego de una decapitación la cabeza separada del cuerpo vive durante nueve segundos, fabrican una máquina sofisticada que después de quitar la cabeza le insufla aire a las cuerdas vocales y así pueden oír las palabras dichas en el umbral de la muerte, claves para develar su secreto. Para reclutar voluntarios anuncian un tratamiento que cura el cáncer, descubierto en “Edimburgo (Inglaterra)”. Un error deliberado que servirá de filtro: admitirán únicamente gente ignorante. Una vez el falso tratamiento muestra su ineficacia, les quedará fácil convencer a los “donantes”, ya sin esperanzas de vida, de sacrificarse por la ciencia. Para desaparecer los restos mortales utilizarán la ‘comemadre’, una planta de hojas aciculares cuya savia produce larvas animales microscópicas: “Las larvas tienen la función de devorar el vegetal hasta resecarlo por completo”.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 168

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 168

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.