Lourdes Grobet. La Briosa (1981). Cortesía Hammer Museum. Lourdes Grobet. La Briosa (1981). Cortesía Hammer Museum.

Lourdes Grobet y la identidad enmascarada

La mexicana se hizo famosa por empeñarse en penetrar y retratar un universo eminentemente masculino. Más allá del tema, los resultados de su búsqueda constante de un lenguaje propio la llevaron a adelantarse a tendencias estéticas que proliferarían la fotografía del siglo XXI.

2017/10/20

Por Rafael Carballo* Ciudad de México

Es prácticamente imposible pensar en una foto del Santo o de Blue Demon sin hacer una referencia a Lourdes Grobet. A pesar de que la obra de esta artista va mucho más allá del ring, con sus fotografías ha documentado en las luchas la esencia del mexicano, y con ellas ha mostrado impresa la identidad de un país y su pueblo.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.