RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Recuérdame

"Una maldición no es una súplica, es una orden": una columna de Andrea Mejía.

2018/02/20

Por Andrea Mejía

“Recuérdame / susurra el polvo”. Son dos versos del poeta alemán Peter Huchel. Cuando los leí me pareció primero que en ellos había una súplica. Me imaginé el polvo arrastrando su voz, antes de desaparecer: recuérdame tú, tú que eres algo. O mejor: soy nada, dice el polvo, soy el rastro de las cosas que florecen en la nada, pero si me recuerdas te estarás recordando a ti misma, no porque seas el polvo ceniciento de las tumbas –ese es un lugar común barroco y una forma de autocomplacencia–, sino porque eres el polvo que cae débilmente sobre las mentes alrededor, las mentes que son espejos puros y brillantes. Ya me estaba complicando mucho, pero ahí tenía una lectura posible ramificada en dos sublecturas, una plausible, otra más enrevesada. Pero luego se fue perfilando una segunda lectura muy distinta, casi contraria. “Recuérdame, susurra el polvo” empezó a sonar en mí como lo más parecido a una maldición. Los versos decían algo como: “No se olvidarán de mí, del polvo que caerá sobre ustedes y sobre sus ciudades”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 156

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.