HORACIO GIL OCHOA. VUELTA DE LA JUVENTUD, MÉXICO. 1964. ARCHIVO FOTOGRÁFICO BIBLIOTECA PÚBLICA PILOTO DE MEDELLÍN HORACIO GIL OCHOA. VUELTA DE LA JUVENTUD, MÉXICO. 1964. ARCHIVO FOTOGRÁFICO BIBLIOTECA PÚBLICA PILOTO DE MEDELLÍN

La Piedad, por Esteban Duperly

2019/08/26

Por Esteban Duperly*

Cuando esta edición circule, habrá pasado casi un mes desde que el Tour de Francia terminó. La carrera dejó a Egan Bernal campeón, y a Rigoberto Urán y a Nairo Quintana entre los primeros diez lugares. En el “ciclismo de largo aliento”, es decir, en las carreras que recorren países durante dos o tres semanas, terminar es un logro, terminar bien es una proeza y terminar de primero es una gesta.

Quizá no comprendemos la dureza de ese deporte porque la transmisión televisiva muestra apenas los últimos kilómetros de las etapas. Y si salimos a la calle o a la carretera, el paso del lote compacto o del puntero fugado es tan rápido que no vemos la sangre, el sudor, las lágrimas. Solo quienes están realmente cerca de los corredores saben cuánto drama encarna lo que hacen.

La expresión no es exagerada. El fotógrafo Horacio Gil Ochoa se percató de eso, de que los ciclistas padecen en silencio y de que por eso se parecen a los mártires. Él los perseguía en moto o se apostaba en la berma, etapa tras etapa, para retratar su calvario. Esta foto lo demuestra: un pobre ciclista convalece en los brazos de su entrenador, como el Cristo desgonzado de La Piedad. Es un anónimo, tal vez sin gloria, cuyo triunfo fue poner su nombre junto a un número remoto en la clasificación general.

*Duperly es periodista y fotógrafo.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 171

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.