RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Inocentes o cuando Dios se ausenta…

Guerras que se apropian de los cuerpos de las mujeres, cuerpos botines, trofeos para los vencedores, cuerpos violados, mentes humilladas, subjetividades destrozadas y vencidas. Una reflexión sobre 'Inocentes', de Anne Fontaine, en las salas de Cineco Alternativo, a partir del 28 de julio.

2016/07/28

Por Florence Thomas

No soy crítica cinematográfica, pero soy mujer, una mujer empeñada en defender los derechos de las mujeres, y, por supuesto, me apasiona el cine y muy particularmente el que devela las historias de las mujeres, historias a menudo dolorosas, ocultas durante muchos siglos, pues eran los hombres quienes escribían la historia y, en nuestro caso, también quienes hacían cine. Es así como los temas relacionados con la historia de ellas, sus aconteceres diarios, su manera de cuidar la vida y hacerla fluir aun cuando las circunstancias les eran adversas, no constituían relatos frecuentes en la pantalla grande. Solo desde la llegada de miradas más íntimas, de una historia de la vida cotidiana además de los aportes de mujeres historiadoras, literatas, feministas y cineastas, llegamos a conocer otras historias que, por fin, lograban romper un relato hegemónico de un mundo hecho solo de hombres. Dos películas me marcaron hace ya unas décadas: Acusados, de Jonathan Kaplan, con Jodie Foster, y unos años después Thelma y Louise, de Ridley Scott, con la gran Susan Sarandon. En fin, la revolución de las mujeres había ocurrido y pudimos empezar a contar vidas en femenino y conocer por fin un mundo algo más completo y complejo.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.