Fotos cortesía SCRD Fotos cortesía SCRD

Llenar el campo de hojas

Más de 700 familias de la localidad de Sumapaz, la más grande y la única completamente rural de Bogotá, se han beneficiado con el programa ‘Qué cuenta la Bogotá rural’. La Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, como parte de su Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es volar’, busca, con el apoyo del Cerlalc y la fundación Secretos para Contar, mejorar el acceso a los libros de la población campesina.

2017/04/22

"¿Para qué?, pues para ser mejores personas”, responde sorprendida Estela Ibarra, de 53 años, a la pregunta de ¿para qué sirven los libros? “Para superarse uno, ser alguien en la vida”, insiste. Llegó a Sumapaz en el ‘85 con su exesposo, y sus dos hijos, hoy de 12 y 16 años, nacieron en este hermoso rincón de la Bogotá rural que pocos conocen (muchos ni siquiera saben que existe), debido, entre otras cosas, a sus difíciles condiciones de acceso. La sinuosa carretera que la comunica con la localidad de Usme tiene grandes trayectos sin pavimentar y el transporte público no llega con mucha frecuencia. Algo que, sin embargo, parece no molestar a muchos de sus 2.500 habitantes, felices de que su pedazo de paraíso no se vea afectado por algunos de los problemas de las grandes ciudades, a pesar de formar parte de una de las urbes más grandes del continente.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.