De izquierda a derecha: 'La llamada de la tribu' de Mario Vargas Llosa, 'Hoy es siempre todavía' de Alejandro Gaviria, y 'Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre' de Sergio Galarza.

Memorias, biografías y testimonial

Los mejores libros de estos tres géneros que estarán en la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2018.

2018/04/17

Por Revista Arcadia

Este artículo forma parte de la edición 151 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

Una canción de Bob Dylan en la agenda de mi madre de Sergio Galarza (Laguna Libros - 189 páginas)

Por Santiago Cepeda

Un escritor inmigrante, futbolista amateur y entusiasta del rock, se adentra en el recuerdo de la muerte de su madre. Esos cuatro aspectos de su personalidad (la vocación literaria, la pasión futbolera, la condición de inmigrante y la compañía del rock), son los puntos cardinales con los que el peruano Sergio Galarza urde una suerte de relato biográfico de su madre que, en conjunto, constituye la trama de su propia identidad. Doris Puente, la madre, se nos presenta como una mujer esforzada, cariñosa y exigente, sufrida. El retrato que hace Galarza tiene tanto de remordimiento (nadie es nunca un hijo perfecto) como de admiración. Su madre le enseñó a buscar la justicia y la honestidad. En ese sentido, el libro es claramente un homenaje a ella: justo y sencillo. Esto no quiere decir que sea plano, en absoluto. Amparado en la sencillez de su lenguaje, Galarza se da el gusto de dejar a la vista los mecanismos de su narración, permitiendo así que un libro que parecería ser uno más sobre el duelo (tan en boga en la actualidad), se convierta, página a página, en una reflexión muy original y sugestiva acerca la formación de una vocación, de una ética y de una estética personal.

Primera persona de Margarita García Robayo (Laguna Libros - 172 páginas)

Por Gloria Susana Esquivel

En sus novelas Tiempo muerto o Lo que no aprendí, o en su libro de cuentos Cosas peores, la escritora cartagenera Margarita García Robayo ejercita una mirada aguda, similar al bisturí preciso de un biólogo que disecciona anfibios, y esto le permite trazar los conflictos de personajes atrapados en el tedio aspiracional de la clase media. Sin embargo, en Primera persona, ella escarba en sus relaciones familiares y primeras experiencias afectivas, para luego tomar ese bisturí y diseccionarse a sí misma. El resultado son siete textos que trazan un autorretrato de la autora, oscilando entre el ensayo personal, la crónica autobiográfica y el relato testimonial. Pero no se trata de meras anécdotas autorreferenciales. Una confesión tan sencilla como el miedo al mar da pie para que la autora elabore un ensayo sobre el territorio y la contradictoria naturaleza, amenazadora y reconfortante, del lugar de origen. Un inventario de todos los hombres que ha amado se transforma en una reflexión sobre la relación con el padre y sobre los matices edípicos y perversos que revela cada encuentro amoroso. En un ensayo sobre la memoria, la escritora norteamericana Siri Hustvedt dice: “Escribir ficción es como recordar aquello que nunca pasó”. Pero cuando se escribe sobre aquello que sí pasó, cuando el escritor apunta el bisturí hacia su propia memoria, el resultado puede ser tan hondo, contradictorio y sinuoso como estos textos que aparecen en Primera persona.

Hoy es siempre todavía de Alejandro Gaviria (Ariel - 208 páginas)

Por Rodrigo Pardo

en el prólogo, Alejandro Gaviria dice que tal vez la esencia de la vida es “tener, al fin de cuentas, una historia que contar y contarla a tiempo”. Delata así, de entrada, que tiene conciencia plena sobre el valor de su experiencia personal.Su vida parece una ficción. Millones de pacientes tienen en su mente la imagen de Gaviria como el funcionario público encargado de la salud. Y, de la noche a la mañana, un diagnóstico de cáncer lo convierte en uno más de los enfermos que buscan en el sector público una fuente de esperanza. Con semejante autoridad, Gaviria –quien mantuvo el cargo durante su tratamiento– reflexiona con desconcertante lucidez sobre varios temas. Su visión no es trágica ni emotiva, sino racional y profundamente inteligente.Hace años que Gaviria había demostrado ser uno de los grandes intelectuales del país. La enfermedad del cáncer no afectó su honestidad para escribir, en este caso, ocho capítulos diversos, sensatos, brillantes, en los que confluyen descripciones sobre los primeros momentos, el tratamiento, el apoyo de las personas cercanas, pero que incluyen también análisis sobre la protección social y conclusiones sobre el sentido mismo de la existencia.Gaviria entendió que su historia es tan especial y tan relevante que no solo merecía contarse sino que muchos habríamos querido hacerlo. Y se adelantó con la redacción de este ensayo que, sencillamente, nadie podía escribir mejor.

Rodolfo Walsh, periodista, escritor, revolucionario. 1927-1977 de Michael McCaughan (Icono - 256 páginas)

Por José Enrique Guarnizo

Esta biografía es el texto más apasionante y perturbador que de Walsh se ha escrito. La pluma de McCaughan no es prodigiosa, pero su texto es bello porque es estilísticamente preciso y está milimétricamente armado como una novela policiaca. Es bello porque es una investigación febril y obsesiva que llega hasta los detalles más intrascendentes de la vida de Walsh. Leyendo esta biografía, uno puede verse tomando un tinto con él. McCaughan muestra un Walsh con defectos y terquedades, y con esas sombras van apareciendo las luces de un personaje que dio todo –su propia vida, incluso– por la búsqueda de la verdad. Aparece el hombre que se condolía de las cucarachas cuando las pisaban, el demente que se demoraba meses buscando un adjetivo, el periodista que tuvo que cargar por años una pistola y esconderse en casas de amigos que ya no lo soportaban. Y sus amores, esas mujeres que le fueron haciendo evolucionar su forma de querer, hasta llegar al punto más maduro del amor, el adolescente.Lo más inquietante de esta biografía es que funciona como una renovación de votos por el oficio. Nunca antes un periodista había inspirado tanto en cuanto a lo innegociable. Más de cuarenta años después de que lo asesinaran y desaparecieran su cuerpo –pero no su obra–, aún es posible tomarse un tinto con Walsh. Esta biografía abre esa maravillosa ventana. La conversación con él siempre será interminable.

La llamada de la tribu de Mario Vargas Llosa (Alfaguara - 320 páginas)

Por Aldemar Moreno

El más reciente libro del nobel peruano nos presenta una recopilación de perfiles. Son siete capítulos sobre siete intelectuales destacados: Adam Smith, José Ortega y Gasset, Friedrich August von Hayek, Karl Popper, Raymond Aron, Isaiah Berlin y Jean-François Revel. Cada uno de ellos hizo, según el autor, algo provechoso por propagar y consolidar el liberalismo. Los temas abordados son de actualidad: la administración centralizada de la economía, el terrorismo, el populismo y el socialismo del siglo XXI, tendencias todas que amenazan las libertades civiles, el más importante valor que ha alcanzado Occidente.Pero este texto es, ante todo, una declaración de principios. Recordando a Berlin (quien evoca la conocida frase de Arquíloco: “La zorra sabe muchas cosas, pero el erizo sabe una gran cosa”), Vargas Llosa incluye en la categoría de “zorro” a quienes “tienen un visión dispersa y múltiple de la realidad y de los hombres, que no integran lo que existe en una explicación u orden coherente...”; los zorros son liberales pues, en ausencia de una explicación única para la historia, tienden al pluralismo y al respeto por su adversario. Así, si el erizo ha logrado las grandes transformaciones sociales a partir de revoluciones, el zorro prefiere los cambios paulatinos, graduales.Es una obra recomendada tanto para quienes buscan una historia de las ideas liberales, como para quienes quieran adoptar una actitud liberal frente a la vida.

Encuentre todo nuestro contenido dedicado a la FILBo 2018 aquí

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación