Un fotograma de Los Nadie, de Juan Sebastián Mesa. Un fotograma de Los Nadie, de Juan Sebastián Mesa.
  • De izquierda a derecha, María Camila Castrillón, José Manuel Duque, el director Juan Sebastián Mesa y Alexánder Arbeláez.
  • El viaje como destino

    Filmada intermitentemente en las comunas de Medellín con un puñado de actores naturales, la ópera prima de Juan Sebastián Mesa recupera el espíritu punk de Rodrigo D: no futuro para contar la historia de un grupo de funambulistas que se prepara para abandonar Medellín y recorrer América Latina.

    2016/08/23

    Por Daniel Rivera Marín*

    En Antioquia, dicen, hay una obligación con la tierra: los padres de los padres aquí sembraron, aquí rompieron las rocas, aquí abrieron trocha, se mataron en estas montañas y esa tierra tan sudada no se deja, y si se deja, se añora hasta la muerte. Aún se conserva en Medellín eso de decir “Mi familia es del suroeste”, “Mi familia es del oriente”, “La mía es del norte” y acaso es una manera de decir venimos del campo, tenemos un arraigo, un cordón umbilical que nos une a un potrero en el que crecieron vacas, marranos, caballos, matas de café, naranjos, niños. Pero en Los Nadie funciona la versión contraria, la tierra está ahí para desdeñarla, para desprenderse de ella, aunque a veces duela.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 169

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 169

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.