Foto crédito Buddy Berlin, Literary Estate of Lucia Berlin. Foto crédito Buddy Berlin, Literary Estate of Lucia Berlin.

Pequeñas tormentas de perdón

“Lucia Berlin, libera tus secretos. Que el curso de tu existencia siga siendo radiante. No eres una sombra, Lucia. Eres un genio y una santa y estás viva aquí conmigo”. Una columna de Andrea Mejía.

2017/03/24

Por Andrea Mejía

De pronto el libro de Lucia Berlin estaba en todas partes. Lo vi hasta en el Facebook y en la librería del aeropuerto. Yo lo llevaba en mi regazo una tarde lluviosa en un taxi. Tenía pasajes subrayados con regla y lápiz y miles de apuntes diminutos en las márgenes que eran más bien rezos a Lucia. “Lucia Berlin, libera tus secretos. Que el curso de tu existencia siga siendo radiante. No eres una sombra, Lucia. Eres un genio y una santa y estás viva aquí conmigo”. Y así. Una mujer que estaba sentada a mi lado en el taxi me preguntó si me había gustado el cuento del dentista. El del abuelo dentista que fabrica dentaduras postizas y hace que su nieta le arranque los dientes verdaderos en medio de un charco de sangre y vómito y bolsitas de té. Ah, es extraordinario, le dije. Me había reído tanto con ese cuento cuando lo leí que olvidé que estaba en una oficina rodeada de pasillos helados. Si quedaban colegas a esa hora en las oficinas vecinas, debieron molestarse. Leer a Lucia es como encender un fuego para calentarse. Hace que las sombras se vayan.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.