Mario Jursich Durán. Imagen de Timochenko, en Cartagena, de Daniel Reina Romero / Revista Semana. Mario Jursich Durán. Imagen de Timochenko, en Cartagena, de Daniel Reina Romero / Revista Semana.

Una lección de estilo

Timochenko no utilizó en su discurso la fórmula “ofrecer perdón” con el ánimo de ofender a las víctimas, sino justamente con el propósito contrario: ser deferente con ellas. Educado en una tradición que privilegia el lenguaje eufemístico, cabe suponer que a sus oídos “ofrecer perdón” sonaba más elegante, más majestuoso, más castizo.

2016/10/26

Por Mario Jursich Durán

Apenas un segundo después de que Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, dijera que “ofrecía perdón” a todas las víctimas del conflicto, las redes sociales ya estaban estallando. “¿Ofrezco” —tuiteó indignado un ex presidente de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández—. “¿Es decir, que van a perdonar a las víctimas?”. “¿Ofrezco?” —lo secundó el periodista Herbin Hoyos—. “¿Es decir, que también van a cambiar el español como parte de los acuerdos?”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.