RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

¿Y si fuéramos dioses?

En agosto salió uno de los videojuegos más esperados de los últimos años. Creado por un equipo independiente de escasas 15 personas, transporta al jugador a un universo de 18 trillones de planetas. Una impresionante recreación del cosmos que, al mismo tiempo, ha visibilizado una de las preguntas más interesantes de la filosofía actual: ¿vivimos dentro de una simulación?

2016/09/29

Por Christopher Tibble* Bogotá

El planeta es verde y húmedo, de cielo escarlata y filosas montañas en cuyas faldas brotan, en parches, flores silvestres y praderas violetas. Dispersos por su superficie —similar al tamaño de la Tierra—, pululan experimentos biológicos, como aves de complexión marina, elefantes fundidos con cangrejos y diminutos perros-peces que, al mínimo contacto, se escabullen detrás de los árboles. También, entre los cañones sin luz y las lagunas tornasoladas, hay asentamientos donde, cada tanto, aterrizan y despegan naves espaciales. Su vastedad, pero también su extrañeza, abruma y aterra, aunque por alguna razón consuela saber que probablemente nadie, aparte de mí, conocerá este planeta. Es, en cierto sentido, mío. 

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.