La cantante Nidia Góngora durante la grabación del disco de alabaos que lanzará a finales de 2018. Foto: Manuela Uribe (Llorona Records). La cantante Nidia Góngora durante la grabación del disco de alabaos que lanzará a finales de 2018. Foto: Manuela Uribe (Llorona Records).

No soy cantante, soy cantora: Un perfil de Nidia Góngora

#ColombiaEsNegra | Desde pequeña aprendió a colarse en la guacherna; primero en Timbiquí, donde nació, y ahora en el mundo entero. Nidia Góngora es un ejemplo de cómo el Pacífico colombiano sale de sí mismo para afirmarse con más fuerza. Un perfil.

2018/07/24

Por Harold Muñoz*

Popo, mi guía, me lo había advertido hacía unas horas: “Aquí sí vas a conocer la luna”. Esa luna y algunas bombillas amarillas iluminaban el camino hacia una casa en donde, con alabaos, velaban a un hombre en su última noche. De golpe sentí el impulso de cantar una vez más el coro que se me había pegado en una tienda de Buenaventura, antes de embarcarme: la versión de “La canoa ranchá”, de Grupo Niche. Pregunté con el tono que me salió, tímido y desafinado: “¿Y esos panes pa’ qué son?”. Cantó una mujer que iba subiendo para su casa: “Pa’ comerlos con café”; una respuesta involuntaria, natural. Sonrió y luego se perdió en lo oscuro, loma arriba, apenada por el arranque. Así pude comprender mejor lo que me había dicho Nidia Góngora días antes en su apartamento, en Cali: “Allá en Timbiquí todo es con música, hasta los saludos: ‘adióoooos, Calulata; bueeenos díiias’. Desde que nace el muchacho hasta que muere, la persona es música”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 154

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 154

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.