RevistaArcadia.com

12 años de resistencia y teatro

Un recorrido por las obras del proyecto teatral independiente La Cortina Roja.

2018/04/17

Por Leonardo Cano*, Bogotá

Toñiña: Ana Julia Reynolds va a saber de qué estoy hecha…¡No! Julia Reynolds, cuántas locuras tendré que cometer por ti. Te sirvo como una esclava y sólo me das desprecio. He depositado, además de mis días, mi juventud, y aun así cualquier intento por conseguirte es un fracaso. Prácticamente le seco los miaos o le recojo el vómito cuando llega borracha. La desnudo a diario en una intimidad que, en lugar de acercarme, me aleja; me instala en un lugar de la habitación como un objeto inanimado e invisible.

Le puede interesar: Devenir invisible

Prácticamente he secado el sudor de sus amantes y he despegado las costras de semen de sus bolsos Vuitton y, aun así, nada de ella me pertenece. En ocasiones, cuando la oscuridad es frío de hondo desencanto y con cada crujir los poros se disipan, siento que en realidad no soy yo quien respira, ni mucho menos voy a ser quien sueño, porque Julia Reynolds me colma como una pesadilla inacabada que me la paso persiguiendo como loca. En lugar de mi nombre busco el de ella y aseguro que su aire gravita en mis pulmones, atraviesa el sistema nervioso y se vuelve líquido sanguíneo en el cuerpo de otra.

(Fragmento de El peor de los venenox).

En el 2006, se estrenó El peor de los venenox, una comedia negra con tintes musicales que da inicio a la trilogía Isidra y las demás condenadas. Indispensable en la escena LGBTI teatral colombiana. Lesbianas, racismo y niños cíclopes en busca de su madre son los temas centrales de la obra escrita y dirigida por Leonardo Cano: escritor, dramaturgo y activista con más de 12 años de trabajo continuo, de giras por el país, de multitud de escenarios alternativos visitados, cuatro montajes en repertorio y otros que esperan salir a las tablas próximamente.

¿Qué siguió después de tanto veneno? Malid -vomitando en su mano, un bonus track de la trilogía (pieza que fue escrita para una actriz), y la segunda parte, Amanda Miguel no es una diosa cualquiera. Son propuestas teatrales rupturistas que llevan al límite los lenguajes escénicos, hacia una semántica transgresora que ha caracterizado desde entonces el trabajo de La Cortina Roja.

En Amanda Miguel no es una diosa cualquiera, un niño nos deja entrar en su interior el día de su cumpleaños. Se trata de un musical con toques experimentales, video, transformismo: una pieza irreverente y divertida. Asistimos a un cumpleaños un poco inusual: la madre del pequeño, que está cumpliendo doce años, solo invita niñas temerosas de los comportamientos extraños que dice percibir en su hijo. El pequeño nos relata tras la puerta de su habitación una historia por la que pasan madres histéricas y padres desaparecidos, sueños y fantasías, con un trasfondo musical que lo ha marcado de por vida: la espectacular voz de la cantante Amanda Miguel, heroína de sus fantasías.

En primer plano está Estrella, una transformista que se gana la vida haciendo fonomímicas en los antros de la ciudad. Su vida transcurre entre bambalinas y cambios de vestuario, entre delirios de diva y diatribas de sus desventuras; el mundo no es un sitio seguro para los que son como ella, la guerra acecha, un toque de queda amenaza, cantar es su única salida. Sin duda el personaje central se desprende directamente del legado de Freidel y toma de referencia un personaje manoseado y mal habido en nuestra tradición teatral: el travesti.

Escena 1 (Estrella, ante el tocador)

Corren rumores, son apenas rumores pero corren, esta mañana lo dijeron. Luego lo dijeron en la radio. Qué miedo con esa tercera guerra, por eso debe ser que esto está tan lleno, con todo y amenazas. La semana pasada apestó a militares, no dejaron trabajar, bebieron como putas, se comieron a las loquitas y nadie pagó. Yo no actué, esa noche era libre y me la pasé con Ades. Cuando estalle la guerra se va a poner peor, ahí sí que no van a respetar a nadie.

Este por lo menos es un sitio muy peligroso. Pero la vida es así y si nos tocó vivir aquí, en este lugar, es porque algo maravilloso que solo intuimos nosotros nos espera. Yo por lo menos hago de show lady porque no sirvo para otra cosa, el teatro me gusta, pero es que sólo me atraen los papeles femeninos, no sirvo para hacer de Héctor, de Ulises, a mí me gusta de Medea, Odette, Libidia y eso no lo supieron entender los pocos maestros que tuve. Una show lady: el fin era no morirme de hambre.

Capítulo 3 (Las muñecas impúdicas, en producción)

Este episodio que da cierre a la trilogía nos muestra un mundo destruido. En este panorama sombrío posapocalíptico, se encuentran nuestros personajes, unas muñecas descontinuadas que están a punto de ser destruidas –esta reflexión nos lleva al eje central de la trilogía y lo que se explora en la dramaturgia a través de cada uno de los capítulos–.

El trabajo más reciente y tal vez el más emotivo es Huir y Ricardo, una obra de tipo documental dedicada a las víctimas LGBTI del conflicto armado. Fueron tres años de investigación, recopilando información sobre los asesinatos del activista vallecaucano Álvaro Miguel Rivera y el poeta antioqueño León Zuleta, varios casos de desaparecidos y el desplazamiento forzado del que fui víctima la noche del 30 de octubre de 2006 para crear un mosaico que constituirá esta obra.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación