Richard Dawkins es uno de los más radicales defensores del ateísmo como vacuna contra los fundamentalismos. Foto: David Levenson / Getty Images. Richard Dawkins es uno de los más radicales defensores del ateísmo como vacuna contra los fundamentalismos. Foto: David Levenson / Getty Images.

Richard Dawkins y una ilusión llamada Dios

“Búrlense de ellos. Ridiculícenlos en público. No se dejen intimidar por la convención de ser demasiado corteses para hablar de religión”, ha dicho Dawkins. Irónicamente, del 4 al 6 de diciembre estará en Bogotá, Medellín y Cartagena para debatir sobre la (in)existencia de Dios con el sacerdote jesuita Gerardo Remolina S. J.

2017/11/22

Por Rodrigo Restrepo Ángel* Bogotá

Richard Dawkins, el ateo más famoso del mundo, no siempre fue ateo. En su extensa obra, que alcanza ya los 15 libros, poco dice de su idílica infancia en África, en donde creció como hijo de un servidor del Imperio británico. Pero cuenta lo suficiente como para imaginarnos al púber e inocente Richard en el jardín del Edén, con sus ojos grises hechizados por las selvas de Malawi, cavilando con asombro místico sobre la inteligencia divina en la naturaleza. Dawkins, en efecto, fue un creyente anglicano durante su temprana juventud y confiesa que la complejidad de la naturaleza lo impresionaba a tal punto que sentía que tenía que haber un diseñador detrás del espectáculo. Esa era su razón principal para creer en Dios. Hasta que, por supuesto, conoció la teoría de la evolución de Charles Darwin.

Para leer este artículo completos:

Ed. 165

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 165

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.