Baptist Town, Estados Unidos. Un mural dedicado a Robert Johnson. / El legendario compositor y guitarrista Robert Johnson (1911-1938). Baptist Town, Estados Unidos. Un mural dedicado a Robert Johnson. / El legendario compositor y guitarrista Robert Johnson (1911-1938).

El Misisipi de Robert Johnson

Según cuenta la leyenda, el guitarrista Robert Johnson vendió su alma al diablo en un cruce de caminos para alcanzar la gloria. Su historia, hoy un mito fundacional de la música norteamericana, inspiró a Sandro Romero Rey a recorrer la ruta del blues en Estados Unidos para conocer el lugar donde el joven Johnson realizó el pacto faustiano.

2016/12/09

Por Sandro Romero Rey* Bogotá

A los jóvenes todo nos llega tarde: tenía 11 años la primera vez que oí una canción de Robert Johnson, gracias a los Rolling Stones. Estaba incluida en el álbum Get Yer Ya-Ya’s Out! de 1970. Yo no había terminado de nacer. Cuando volví a identificar el mismo tema, en la película Gimme Shelter, con las lentas imágenes de Mick Jagger en primer plano comenzó, sin saberlo, mi amor por el blues. A los 11 años, uno no puede ser especialista de nada, sino tan solo un curioso imprudente. Con los años, fui descubriendo que el crédito “Johnson” estaba escondido en algunas de las canciones que hicieron feliz mi adolescencia (las de Led Zeppelin, las de Cream). Es muy probable que no exista corazón sensible sin conmoverse con los solos de la canción Crossroads (compuesta por Johnson) del álbum Wheels Of Fire (ahora me desayuno con la noticia de que el solo de Eric Clapton en dicho tema es uno de los diez mejores de todos los tiempos). Así que, cuando uno se emociona hasta paroxismos insospechados con estas músicas de los mil demonios, no queda más remedio que averiguar un poco más al respecto.

Para leer este artículo completos:

Ed. 165

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 165

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.