Ilustración: Daniel Villamizar. Ilustración: Daniel Villamizar.

Tenemos que hablar de WhatsApp

El auge del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil muestra cuán reales son los peligros de la desinformación y el aislamiento que puede producir esta aplicación. Pero ¿puede una estrategia allí convencer a suficiente gente como para cambiar el rumbo ideológico de un país? Investigadores de la organización colombiana Linterna Verde se dieron a buscar una respuesta.

2018/10/22

Por José Luis Peñarredonda*

La mayoría de cadenas de WhatsApp son mentiras salpicadas de verdades. Pero esta, que circuló en medio de la pasada campaña presidencial, parecía sacada de un delirio místico. Seguro la han visto: es un video que muestra una seguidilla de actos de campaña de Gustavo Petro, grabados desde la tarima. El video empieza con la voz de de un locutor que anuncia “Colombia arranca a vivir la maldición del comunismo”. Luego, entre otras sandeces, el hombre dice que Petro “adormece a la gente con el ritual del billete”, y que su esposa, Verónica Alcocer, tiene “mirada reptiliana”. También lo acusan, como si fuera pecado, de hacer ceremonias de los wayuu en sus actos políticos, y de recibir la asesoría de “brujos” y chamanes. La música de fondo parece venir de una adaptación chapucera de los Expedientes secretos X.

Para leer este artículo completos:

Ed. 157

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.