Libardo Aspriella, director de Asuntos para Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras del Ministerio del Interior. Foto: Juan Carlos Sierra. Libardo Aspriella, director de Asuntos para Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras del Ministerio del Interior. Foto: Juan Carlos Sierra.

"Quien no vive para servir, no sirve para vivir": Libardo Aspriella

Una charla con Libardo Asprilla sobre procesos comunitarios y liderazgo en la población afro.

2018/07/24

Por Andrés Osorio

Libardo Asprilla tiene una capacidad asombrosa para describir su recuerdo más remoto en su natal Tagachí, uno de los 27 corregimientos de Quibdó, en Chocó, ubicado a orillas del río Atrato. El recuerdo tiene que ver precisamente con esas aguas y con un día en que, a bordo de una canoa y siendo todavía un niño, atrapó un pez enorme, casi tan grande como él.

Mientras Asprilla cuenta su historia en su oficina en Bogotá, alguien interrumpe y le dice: “Es que usted siempre ha estado preparado para grandes retos”. Entre risas, Asprilla, que desde 2016 se desempeña como director de Asuntos para Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras del Ministerio del Interior, responde: “O soy más bien un simple pescador”.

A él no le gusta hablar mucho del oficio de la pesca, como tampoco de otras cosas que sabe hacer, como liderar procesos comunitarios, una labor que lo hizo destacarse ya mucho antes de asumir su cargo actual. Está convencido de que su capacidad de trabajar con comunidades es una fuerza que siempre ha poseído, casi “una condición natural, una condición con la que nací”, dice él.

Cuando Asprilla piensa en estas cosas, también recuerda a su papá, Libardo. Este fue presidente de la Junta de Acción Comunal de Tagachí y le dejó una lección: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

Antes de ser nombrado a la cabeza de un órgano que representa a los más de cuatro millones de afrocolombianos que viven en el país, Libardo Asprilla estudió un pregrado en Economía y luego se especializó en Gerencia, en la Universidad La Gran Colombia, y en Evaluación y Desarrollo de Proyectos en la Universidad del Rosario.

Más allá de lo académico, en esos años combinó su liderazgo comunitario como edil, consejero territorial de Bogotá y docente universitario con la creación y la administración de un restaurante de comida típica del Pacífico en La Candelaria, en la capital del país.

Además, fue asesor de la Dirección General del Servicio Público de Empleo, donde gestionó proyectos laborales en diversas zonas con actividades de hidrocarburos; y como investigador, escribió “Tras las huellas afrobogotanas”, una recopilación de las historias de la comunidad negra en Bogotá. En la obra abarcó relatos que comprenden los años de la Colonia hasta el siglo xxi.

EL VALOR DE LA MARIMBA

Para Asprilla, las expresiones artísticas son una posibilidad “poderosa” para resistir y mantener vivo el legado ancestral de los pueblos afro en Colombia.

Para él, un artista es un representante y guardián cultural de la comunidad, y entre estos Asprilla destaca a Batata, Gualajo, Herencia de Timbiquí y Caribbean New Style. “Patrimonios como el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez y la marimba de chonta son representaciones que le permiten al país conocer a qué suena y cómo se vive en el Pacífico colombiano”, dice.

Asprilla y su equipo no solo reconocen el valor de la cultura popular. Concretamente, ellos han logrado, entre otras cosas, organizar 284 consejos comunitarios, registrar y fortalecer el trabajo de 1388 organizaciones de la población afro y brindarles educación superior a jóvenes de varias regiones. Todo esto, en los menos de dos años de su gestión.

Le puede interesar: Pueblos de la marimba

Con la entrada de un nuevo gobierno, Asprilla espera que los avances en los procesos de consulta previa, la articulación interinstitucional y la interacción de las organizaciones “continúen creciendo y consolidándose”. Sueña con que su herencia para las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras no sea otra que la posibilidad de vivir en paz y democracia en sus territorios. O como él mismo dice: “Quiero que todos en mi comunidad tengan las mismas o mejores posibilidades que tuve yo en la vida”.

Este es el balance de gestión de la Dirección de Asuntos para Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras, adscrita al Ministerio del Interior:

Fuente: Ministerio del Interior

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.