Donald Trump en Akron, Ohio, el pasado 22 de agosto. Donald Trump en Akron, Ohio, el pasado 22 de agosto.

Armas, religión y basura

Detrás del mito de que Estados Unidos siempre ha sido una sociedad igualitaria, pulula una enorme y frustrada masa de blancos pobres en buena medida ignorada desde la fundación del país. Dos nuevos libros, uno histórico y otro testimonial, arrojan luz sobre esa población que podría convertir a Donald Trump en presidente.

2016/10/26

Por Alejandro Lloreda* Bogotá

A los estadounidenses por lo general les incomoda hablar de clases sociales. Como el autoproclamado país de la clase media, el término se siente de alguna manera ajeno. Fue hasta hace relativamente poco que el tema de la desigualdad volvió al debate político. Antes, la pobreza estaba íntimamente ligada a la raza, porque cuando se hablaba de pobreza en Estados Unidos, por lo general se estaba hablando de las comunidades afroamericanas o latinas. Sin embargo, siempre ha existido, quizás opacada por las discusiones de esclavitud y racismo, una clase blanca pobre, que ha merecido todo tipo de apelativos: hillbilly, clay eater, redneck, white trash. Basura blanca.

Para leer este artículo completos:

Ed. 166

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 166

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.