RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Un desastre en Aracataca

Hace dos años, cuando se conmemoraban los 80 años de García Márquez en medio de los fastos del Congreso de la Lengua, el Ministerio de Cultura anunció la reconstrucción de la casa natal del Nobel. Y con un voluntarismo inédito se dio a la tarea. Esta es la historia de cómo acabó todo aquello.

2010/03/16

Por Fabián Sanabria

“Mi recuerdo más vivo y constante es el de la casa misma de Aracataca, donde vivía con mis abuelos. Todos los días de mi vida despierto con la impresión, falsa o real, de que he soñado que estoy en esa casa. Estoy allí, sin edad y sin ningún motivo especial, como si nunca la hubiera abandonado”. He ahí las palabras memoriosas de Gabriel García Márquez, en su larga conversación con Plinio Apuleyo Mendoza recogidas en El olor de la guayaba, a propósito del lugar que desencadenara su vocación de escritor.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.