Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland en su choza en la jungla, 1856, óleo sobre lienzo de Eduard Ender, Akademie der Wissenschaften, Berlín. Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland en su choza en la jungla, 1856, óleo sobre lienzo de Eduard Ender, Akademie der Wissenschaften, Berlín.

Una pasión no correspondida

La figura del héroe, así como la del gran hombre de letras o de ciencias, parece estar asociada a un poderoso ideal de masculinidad. Pero basta mirar la historia de cerca y los arquetipos estallan en pedazos. El ilustre Humboldt no fue una excepción.

2011/06/23

Por Francisco Barrios

Treinta instituciones educativas y culturales, veinte lugares geográficos, dieciséis ciudades y pueblos, once especies vegetales, siete especies animales y tres cuerpos espaciales nombrados en honor de Alexander von Humboldt (Berlín, 1769 -1856) dan cuenta de la influencia de este naturalista prusiano en la historia de la ciencia. Simón Bolívar, quien lo conoció en París en 1804, lo llamó el descubridor científico del Nuevo Mundo, y el apelativo de padre de la geografía moderna se repite en todos los libros que lo mencionan. A sus logros como geógrafo, astrónomo, botánico y vulcanólogo se suma su obra Cosmos, uno de los intentos más ambiciosos por abarcar la totalidad del conocimiento científico de una época. Para los americanos, Humboldt es significativo porque, a diferencia de sus antecesores, le dio a América un lugar en la ciencia no subordinado a Europa.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.