| 2018/03/27

¿Cómo preparar una obra de circo y jazz?

por Revistaarcadia.com

2018/03/27

Por Revistaarcadia.com

La compañía australiana Company 2 vuelve al Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. Este año trae Scotch & Soda, una obra elogiada por la crítica internacional, y galardonada a Mejor Circo por el Festival Fringe de Adelaida en 2015 y 2016. Las acrobacias propias del arte circense y la música en vivo de la Uncanny Carnival Band avivan una noche de cabaret, llena del espíritu carnavalesco de la Europa del siglo XIX fusionado con algo tan americano como el jazz callejero. Cinco performers y cinco músicos llevan ambos elementos escénicos al Teatro Astor Plaza de la capital colombiana. Pero, ¿cómo lograron hacerlo?

Le puede interesar: La estética irreverente de ‘Eva Perón / El homosexual o la dificultad de expresarse’

La suma de las caídas, los desaciertos y las repeticiones que se viven en cada ensayo llevó a que se realizara la visión que tenía el director, y también performer, David Carberry de la obra. “Antes de cada temporada, ensayamos durante dos días. Repasamos las cosas que ya hemos hecho en escena, calentamos y nos preparamos tanto mental como físicamente porque el circo lo requiere. Pero claro que cometemos errores, frente al público y tras bambalinas. Una vez me pasó en un ensayo: tenía que dar un salto hacia atrás y caer en la punta de una mesa de madera que estaba entre otros dos performers. Sin embargo, la madera se quebró y casi caigo encima de ellos. En ese mismo ensayo, un compañero debía tocar el bajo en un momento muy serio de la escena, pero olvidó abotonar sus pantalones y se le cayeron” cuenta Carberry.

Le puede interesar‘Muaré’, la magia hipnótica del color

En Scotch & Soda, que tiene trucos que cuentan con tres personas montando una sola bicicleta, saltos en un trampolín o caminar sobre botellas, cualquier error puede parecer planeado y así mantener enganchado a un público expectante a la ocurrencia. "Una vez tenía que montar la bicicleta, pero llovía y no lo pude hacer más. Ahí el equipo tuvo que inventar frente al público un nuevo acto", dice el director.

Además de acrobacia y música, se presentan personajes característicos de las cantinas y los cabarets como un galán de barrio, un eterno borracho y un gordo sin suerte que le añaden un rasgo cómico a Scotch & Soda. Para más información sobre la obra, haga clic aquí. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.