Un último envión con la serie que por 8, casi 9 años mantuvo al mundo en vilo. Este relata la historia de sus personajes ocultos, sus especie de héroes de producción. Foto: HBO Un último envión con la serie que por 8, casi 9 años mantuvo al mundo en vilo. Este relata la historia de sus personajes ocultos, sus especie de héroes de producción. Foto: HBO

'The Last Watch': Game of Thrones desde la perspectiva de sus héroes ocultos

ARCADIA habló con Jeanie Finlay, directora del documental que registró la última temporada de la popular serie poniendo el foco en siete integrantes del equipo de producción que brillaron desde las sombras, la nieve, el maquillaje, el frío.

2019/05/31

Por Alejandro Pérez

Jeanie, ¿era seguidora de Game of Thrones? ¿Qué reacción tuvo cuando HBO le ofreció el proyecto?

No era una seguidora al nivel del extra que vemos en el documental, Andrew McClay. Yo entraba y salía de la serie, pero sin duda me abrumó y me alegró mucho que me ofrecieran esta oportunidad, el reto de contar una historia emocional en el medio de la producción televisiva más grande de la historia. Fue extraordinario y fue emocionante. Muy rápidamente vi toda la serie, lo hice dos veces antes de comenzar a rodar, así que me mtí de lleno y ahora, bueno, soy una fanática seguidora.

¿Qué legado deja esta serie?

Hay un legado físico, un set en Belfast que la gente va y explora, pero creo que ‘Game of Thrones‘ logró ser un show que reunía a la gente, que provocó una pasión. Me pareció fascinante la manera en la que la gente consumió el show, juntos, en fiestas y reuniones, o compartiendo memes en las redes. Las reacciones de los seguidores y la pasión fueron extraordinarias. Creo que el legado que deja es que será recordada como un capítulo en la vida de las personas.

Le puede interesar: La lectura del filósofo Slavoj Žižek del final de ‘Game of Thrones‘

Usted se hizo parte de esa familia de producción esta temporada, Y las reacciones con respecto al show han sido fuertes. ¿Qué le provocan estas reacciones?

Sí me siento parte de la familia y es muy extraño ver la serie después de esto, al menos con algo de claridad porque, por ejemplo, el final lo vi muy pendiente de ver a mi hija, que fue una extra en la escena final. Le daré unas semanas para verla de nuevo sin ese grado de involucramiento. Sobre las reacciones, es complejo pues la gente ha crecido viendo este show.Creo que era de esperarse una respuesta cargada de pasión. Porque eso ha generado.

¿Qué reacción espera de este documental?

Se estrenó hace poco y yo estaba muy asustada. Es impresionante que tu producción llegue a 180 países al mismo tiempo. Lo vi con mi marido, y él navegaba redes y la gente empezó a hacer sus memes, y empezaron a hablar de Andrew McClay, de The Snowman, y concluí que la gente entendió a lo que apuntaba con The Last Watch. No es un Detrás de cámaras, no es una clase de cómo hacer un dragón volar con tecnología y pantallas verdes, pero seguro se conoce a un montón de héroes ocultos y se entienden sus motivaciones y lo que les significó decir adiós a este proyecto. Mucha gente me ha contactado para contarme lo que el show hizo por ellos, así que es muy emocionante.

Se enfocó en las pequeñas historias, los extras, el rey de la noche, el ‘snowman‘ (hombre de las nieves)... Les dio una voz. ¿Cómo escogió este ángulo, lo planeó, o se le ocurrió en la hechura?

Tenía una idea sobre cómo hacerlo, y cuando me reuní con David Weiss y Dan Benioff (creadores) y Bernie (productora), y les conté lo que quería: si GoT trata de siete familias que apuntan a "ganar el juego", pues quería tratar de encontrar siete grandes personajes que vivieron en ese set de rodaje. Quería contar sus caminos, profesionales y emocionales en esta aventura de dejar atrás el trabajo que hicieron por tanto tiempo. Sentí importante incluir algunos de los miembros del reparto, pero más que todo hablar de los héroes ocultos, con historias desconocidas. Así conocimos qué tanto le dieron al show.

Yo suelo hacer filmes de observación, y eso permite dar con temas emocionales e inusuales. Primero quise enfocarme en un doble, y cuando di con Vlad, el Night King me emocionó la idea de hablar de este humilde doble que -a la vez- era el gran malo y villano en la serie más grande del mundo. Esa historia parecía un regalo para el documental. La nieve es sinónimo de GoT, y hablamos con ese hombre que crea y trae la nieve, Del , The Snowman. La idea fue evolucionando lentamente.

¿Qué fue lo más difícil de rodar en The Last Watch?

Creo que fue la escala y la duración. Filmamos 14 semanas, 150 horas de material. Mi rodaje fue equivalente a la larga noche. El reto, pues, fue mantener la energía y el enfoque. Tanto sucedía a la vez, que tenía que recordar el tipo de película que hacía, mantener la claridad de visión. Me preguntaba, "¿esta escena impacta a uno de mis personajes o a la serie?" Si era solo la serie, no era necesariamente importante para mí. El Cleganebowl, parte importante, entró a mi cinta porque sirvió a contar la historia de Vlad.

Se enfocó en estos personajes, pero también estuvo en las lecturas grupales. En el documental revela una escena de la que fue la primera lectura del seriado, y luego de la última. ¿Cómo vivió ese momento?

Fue muy muy emocionante estar ahí. Las lecturas nunca se filmaron desde esa primera temporada y no supe hasta después que podía tener acceso a esas imágenes. Tomó mucha búsqueda dar con ellas,. pero sabía que era un momento crucial, en el que se muestra a los actores como las personas que son, reaccionando a la historia de manera humana. Así pues, Me aseguré de poder hacer parte de estos momentos.

También fue genial pues si bien había leído los episodios 1 a 5, nadie había recibido el guion del sexto y final, así que lo viví en tiempo real con ellos. La atmósfera que hubo fue una especie de montaña rusa emocional, porque todos estaban emocionados de verse, como regresando de las vacaciones al colegio. Todos llevábamos unos cuatro meses ya en los sets antes de la llegada de los actores. Y cuando llegaron, se sintió muy real.

Para muchos de los actores se sintió ese paso, de darse cuenta de que era el fin, de que sus personajes podía morir, y si bien es algo saberlo a nivel intelectual, es otra vivirlo emocionalmente. Esas lecturas de mesa fueron el comienzo de esa realidad.

¿Qué tal resultó el trabajo con gente de vestuario, de maquillaje, no acostumbrados a estar de ese lado de la cámara?

Fue sensacional. Me interesa mucho la gente que no ha contado su historia antes, en encontrar esos personajes que no salta a primera vista, de los que no escuchas. La mayoría no había hecho parte ni siquiera de un behind the scenes. Y puedes contar historias enfocandote en detalles pequeños.

Había 2.000 integrantes en el equipo, no podía contarlos a todos. Estuve con Del, el Snowman, en un screening de la película, y cada vez que se veía en pantalla decía, "¿Por Dios, me estás filmando de nuevo?" . ¿Por qué yo, si soy aburrido? Y yo le decía, no, eres fascinante y lo que haces es importante.

Le puede interesar: 7 series para “pasar la tusa” de ‘Game of Thrones’

¿Cómo mantuvo en secreto todo lo que filmó y sabía?

Todo lo que sabíamos era potencial spoiler, así que editamos en material encriptado, teníamos líneas telefónicas seguras, HBO New York visitó el cine en el cual edito, en mi pueblo, y a mi oficina a verificar que todo estuviera a salvo. La existencia del documental debía ser un secreto, y eso significaba que si alguien llegaba a robarnos el computador, no pasaría nada. Muchas medidas de seguridad. Teníamos que guardar el secreto y todo lo que grabamos podía arruinar la sorpresa.

Después de The Last Watch ¿considera asumir un proyecto algo similar con otra película o serie?

No lo sé, depende del show. Cada nuevo proyecto para un documentalista es una nueva aventura, y siempre debe ofrecer una historia cautivante. The Last Watch tenía corazón emocional pues era la temporada final, no era solo un Detrás de cámaras. Si encontrara algo así de nuevo, lo haría. Y pues, "nunca digas Nunca".

Luego de tanta interacción, ¿quedó al algún personaje favorito?

Mi favorito antes de trabajar en el show, mi favorita era Lady Olenna, el personaje de Diana Rigg, Olenna Tyrell, porque es una firme total. Luego de trabajar en el show, quizás por la cercanía que tuve con Vlad, el Night King, pero también por lo malo que era, y pues, levantar a los muertos, qué tema poderoso. Lo amé.

Vlad, el Rey de la Noche, su favorito después de hacer el documental. 

Háblenos de la música, escuchamos poco, pero algo de Leonard Cohen...

Trabajé con al compositora Hannah Peel, y quería que se sintiera íntima, hecha a mano, pero también que reflejara la escala del show. Trabajó mucho con cajas de música, las puntuaba a mano, así que básicamente hizo a mano el tema de la serie, para transmitir  que este documental era una aproximación manual. Eso fue crucial.

Y en cuanto a música externa, pocas canciones teníamos así que necesitábamos escoger bien. Cuando hablamos del Night King aproximándose a la Batalla de Winterfell, parecía obvio, o perfecto, usar You Want it Darker de Leonard Cohen. Luego, cuando David Nutter me contó que quiso ser Barry Manilow, me quedé pensando en lo genial que sería sumar una canción épica de Barry Manilow. Y fue genial hacerlo. Fue sincero, y como viene de su historia, encaja muy bien.

Luego me tocó contarle a producción que necesitaba los derechos de esas canciones... y bueno, lo logró.

Para terminar, comparta alguna anécdota que siempre vaya a recordar...

Recordaré la salida del sol mientras unos tipos quemaban huesos. Recordaré parame en el medio de Winterfell, en esos rodajes nocturnos, y el alivio de un chocolate caliente. GoT tuvo un impacto en mi vida que durará por años. Son muchas memorias y de cierta manera quería compartirlo con la audiencia.

*Puede ver The Last Watch en HBO y en HBOGO.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 169

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.