RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La nueva serie de HBO desde su lanzamiento en Los Ángeles

'Here and now,' creada por Alan Ball y protagonizada por Holly Hunter y Tim Robbins, se estrenará mundialmente el 11 de febrero. Arcadia, que habló en exclusiva con sus creadores, le cuenta de qué trata esta nueva serie.

2018/02/06

Por Ana Gutiérrez

Una fiesta de cumpleaños para un profesor de filosofía deprimido que cumple 60 años esconde la infelicidad, el abuso de sustancias, los secretos y los resentimientos de su compleja familia, además de ser el escenario del aparente colapso nervioso de uno de sus hijos, que ha empezado a experimentar posibles visiones proféticas o, más bien, alucinaciones esquizofrénicas.

Así empieza Here and now (Aquí y ahora), una nueva serie de HBO dirigida por Alan Ball (Six Feet Under, American Beauty, True Blood). El programa cuenta con la singular estética del escritor y director y trata varios de sus temas favoritos como la homosexualidad, elementos posiblemente sobrenaturales y, sobre todo, la familia. Es, en este caso, una familia poco usual pero a la vez increíblemente común, con sus celos y problemas internos. Está compuesta por Greg, un filósofo y padre distante (Tim Robbins), Audrey, una exterapeuta dedicada obsesivamente a su familia y a las apariencias (Holly Hunter), sus hijos adoptados: Ashley, de Liberia, casada pero inquieta; Duc, de Vietnam, un “arquitecto motivacional” con problemas de intimidad; Ramón, de Colombia, quien es homosexual pero el favorito de sus padres hasta que empieza a tener extrañas visiones sin causa aparente; y la única hija biológica de la pareja, Kristen, una adolescente que se siente extraña frente a sus hermanos. La crisis que desencadena la condición de Ramón expone las fracturas en las conexiones de la familia y en la sociedad que viven. Pero también habla de los vínculos que existen entre ellos. Gracias a la ambigüedad de lo que está padeciendo Ramón, el programa explora, además, una familia musulmana contemporánea encabezada por el psiquiatra que lo está tratando.

Alan Ball dice que “podemos usar el show para ver qué significa Estados Unidos ‘aquí y ahora’ y cómo afecta a nuestros personajes. La idea no es hablar mucho de Trump como tal sino del país que él encarna y cómo podemos vivir ahí a pesar de que va tan en contra nuestra”. Ball, abiertamente homosexual, habla tanto por él mismo como por todas las minorías que protagonizan la serie. El título hace alusión a eso (lo que se está viviendo en la actualidad) pero, como explican en el primer capítulo, también expone una idea filosófica budista que dice que "el ahora es lo único que existe porque es lo único que podemos percibir". De esos ‘aquí y ahora’ individuales el programa construye un retrato más completo de la vida. “Quería mirar más de cerca la familia moderna, lo que está pasando, la manera como todos experimentamos todo de manera distinta. Mucha gente simplemente asume que su experiencia es universal y no lo es. La idea no era hacer un programa para gente que piensa como yo. Mi esperanza era que hubiera algo en el programa que le hablara a todo el mundo... bueno quizás no a los de extrema derecha”, dice Ball con una risa.

La sombra de Trump pesa por encima de la serie, con alusiones –directas e indirectas– a su efecto sobre la sociedad estadounidense. Aunque la idea del programa se concibió antes de la elección, ocurrió muy poco después de empezar a trabajarlo. Pero la familia también sirve para ilustrar los cambios que se han dado en la misma: más familias que mezclan razas y culturas; nuevas maneras de conformar relaciones y de lidiar con las ansiedades que conllevan todas esas cosas. Pero es un programa consciente de sí mismo y también se pregunta por lo progresivo, o lo aparentemente progresivo, y las carencias del liberalismo. Sus personajes no son santos perfectos iluminados frente a los conservadores sino personas con fallas y prejuicios inconscientes. Parte de eso se expresa por medio del entorno: la acción tiene lugar en la ciudad de Portland, Oregon. Es una de las poblaciones más progresivas de Estados Unidos, pero es en su mayoría blanca; resultado de años de racismo en su historia. En la serie, la discriminación es un tema tan recurrente como los elementos sobrenaturales.

Robbins y Hunter son las piedras angulares de todo, como lo señala además el resto del elenco. Desde sus más pequeños gestos hasta la manera en que expresa el diálogo esbozan la neurosis particular de sus personajes y su efecto sobre sus hijos. La angustia desbordada de la madre por un hijo enfermo contrasta con un padre ensimismado que se refiere a su familia como un “experimento”, explicando tanto el amor como la tensión que viven tratando de mantener unido un grupo tan diverso de hijos. Para Robbins, el profesor deprimido que interpreta, “representa a la gente que creía que como país íbamos a un lugar más progresivo y tolerante y en lugar de ello vio que echamos para atrás. Hemos visto el declive sostenido de la calidad de la sociedad. Celebramos el fracaso en este país, la gente no paga consecuencias, puede mentir y engañar y robar, y si eres suficientemente rico te sales con la tuya. Eso no ha pasado desapercibido en el resto del país, la gente lo entiende y le da rabia. El problema es que eligieron el candidato de cambio equivocado”. Él se considera más optimista que su personaje, en parte porque ha sido durante muchos años un activista y ha podido generar cambio concreto. “Ojalá lo que pueda hacer Here and now sea suscitar preguntas sobre el mundo en el que vivimos y crear diálogo alrededor ellas. Por ejemplo, estando ambientado en Portland, se ve que hasta dentro de las comunidades progresivas todavía hay un racismo subyacente y muchos prejuicios”.

Por su parte, Hunter siente que el show es “reconfortante porque articula tantas frustraciones, miedos, desilusiones, rabias y sentimientos pero a la vez es esperanzador y empático. Uno se siente menos solo. Es sobre ser parte de una comunidad; una familia es una comunidad dentro de la comunidad. También habla de los problemas inherentes de hacer eso. No es perfecta la comunidad, y los esfuerzos de unirse están llenos de dificultad pero hacen sentir que vale la pena dar esa lucha”. Hunter señala entonces que todo esto es algo que ocurre en medio del auge del movimiento de #MeToo, pero también del rechazo a los refugiados. Y concluye con el elemento más importante de su personaje: “Tiene la edad para saber que el idealismo es algo que uno escoge. No es inherente. Cuando eres joven puedes serlo porque no sabes nada, pero si después de que el mundo te da duro sigues siendo idealista es porque estás dedicado a eso”.

Es la dinámica que se da entre Robbins y Hunter, y por extensión su efecto sobre el resto de los actores, la que atrapa al espectador. Más allá de la cuestión de la naturaleza de las visiones de los hijos, lo que intenta resolver la serie es la pregunta de cómo llegaron a estar tan enfrentados pero dependientes luego de décadas de estar juntos mientras creaban el entramado que conecta a todos los personajes. La serie de Ball, como tantas de él, es más fascinante por sus personajes que por su trama. Lo encantador es entender cómo se crearon, cómo se relacionan y qué puede pasar entre ellos. Tiene el potencial de convertirse en un Six Feet Under para una nueva generación, una sonda que indaga en un mundo cambiante ejemplarizado por una familia que lo representa. La primera temporada de Here and now tiene su estreno mundial el 11 de febrero y contará con 10 episodios.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 153

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.