La tercera y última temporada de 'Legion' se estrena el 25 de octubre en Latinoamérica. La tercera y última temporada de 'Legion' se estrena el 25 de octubre en Latinoamérica.

"Como director, yo decido cuándo es necesario darle gusto al espectador": Noah Hawley

El creador de producciones de culto y alta factura como ‘Fargo’ habló con ARCADIA sobre la tercera y concluyente temporada de 'Legion'. En esta, hace del universo X-Men su territorio creativo y, con su narrativa, reta al público de principio a fin.

2019/10/23

Por Alejandro Pérez y Manuel Restrepo

La serie ‘Legion‘ hace parte del universo de X-Men, pero propone su propio tono, ritmo y reglas. Cuenta la historia de David Haller (interpretado por Dan Stevens), un joven diagnosticado con esquizofrenia que, luego de duros y confusos episodios, descubre que tiene poderes especiales.

La serie estrena este viernes su tercera y última temporada, que incluye giros y revelaciones que describir de emocionantes no resulta exagerado. Por eso, su creador, director y guionista, Noah Hawley, quien también creó la aclamada serie ‘Fargo‘ con el aval de los hermanos Coen. Hawley habló con ARCADIA sobre los desafíos de hacer una adaptación televisiva de una historia histérica que sale del cómic, de las difíciles decisiones a la hora de trabajar con gigantes del entretenimiento como Fox y Disney, y del proceso creativo detrás de sus creaciones. Esto dijo.

En ‘Legion‘ y en varias de sus producciones sucede que al espectador no le quede totalmente claro lo qué está pasando, pero con su estrategia narrativa logra mantener la atención. ¿En qué consiste el contrato que le propone al espectador en Legion y en sus producciones?

Una de las principales ideas que quise desarrollar en ‘Legion’ tiene que ver con la naturaleza del personaje, el cual no está seguro de qué es real y qué no. Así sucede en géneros como el surrealismo o realismo mágico, o con directores como Stanley Kubrick. En ocasiones era necesario separar la imagen de la información, y presentar a la audiencia ideas visuales que en un primer momento van a crear un efecto y experiencia, pero que podrían no estar claramente vinculadas con el argumento de la historia.

Es un recurso desorientador, pero que no se hace sólo con el propósito de confundir o provocar. Todas estas imágenes tienen significado, y el espectador lo entiende con el paso de los episodios. No es esencial que lo entienda cuando lo ve, porque David, el protagonista, tampoco comprende qué está pasando. Por ejemplo, ve un demonio de ojos amarillos levantándose al frente de él en el hospital, y no tiene idea de qué es o qué significa, y el televidente tampoco.

Mientras el panorama de David se aclara, el del espectador también lo hace. Así que durante la primera temporada uno se pregunta si él tiene una enfermedad mental o si realmente tiene habilidades. Al final de la temporada descubrimos que sí posee estas habilidades, pero en la segunda nos damos cuenta de que quizás no sea así. La realidad es que sí tiene poderes, pero que también sufre una enfermedad.

Es interesante llamar a esa relación un contrato, y pienso que así funciona. La relación involucra la confianza de que la serie le dará al espectador lo que desea al final, pero que yo, como director, decidiré en qué momento es realmente necesario que lo reciba.

¿Durante cuánto tiempo planeó la aparición del Profesor X en el show?

Estaba previsto desde hace tiempo, así que sembramos las semillas desde la primera temporada. Una parte de la serie tenía que ver con la historia, y la otra con corporaciones como 20th Century Fox y ahora Disney y Marvel. El estudio que hace las películas de X-Men es el mismo que hace ‘Legion’, así que hubo un largo debate acerca de cuándo y cómo utilizar al Profesor X en la historia. El asunto se volvió muy territorial, y estábamos preocupados de sobreexponer a la franquicia con este asunto.

Noah Hawley, director y guionista de ‘Legion’ y también creador de la aclamada serie Fargo. Foto: Tomada de twitter de Noah Hawley.

En Legion contamos la historia de alguien que se da cuenta de que es adoptado y que, claramente, hereda sus poderes de uno de sus padres biológicos. Por eso uno de los puntos claves del show era que encontrara a ese padre, darle algún tipo de cierre. David no debía encontrarlo en la segunda temporada, pero sí necesitaba hacerlo en esta, la tercera.

¿Por qué escogió a Harry Lloyd para interpretar a Charles Xavier?

Hay dos actores espectaculares que han hecho del Profesor X: Patrick Stewart y James McAvoy. Eso dificultó el proceso de decidir quién lo interpretaría. La pregunta, entonces, era si buscábamos un Profesor X joven o viejo.

Para el propósito de la historia, necesitábamos a alguien más bien joven. Además, este show tiene su propia lógica y sentido del tiempo y el espacio, no está conectado con claridad a ninguna época. Se siente un poco como de los años sesenta, pero algunos elementos lo hacen parecer del presente o el futuro. Claramente no está conectada a la realidad de las películas de X-Men, así que nos sentimos libres de contratar al mejor actor para el papel.

Finalmente escogimos a Harry Lloyd, quien está bastante subestimado. Él expresa mucha ‘humanidad’ en su mirada, como la de alguien que podría cometer un error sin darse cuenta o que sólo se preocupa en hacer las cosas bien. Por eso lo escogimos.

Sin ‘spoilers‘, ¿qué le puede decir a la audiencia sobre la última temporada?

Una de las cosas más emocionantes por las que quise contar esta historia es el personaje, resolver su arco y revelar quién es realmente, qué necesita y qué podría darle tranquilidad, a fin de cuentas. Pero también es clave revelar las consecuencias de su comportamiento y lo qu su condicióne lo ha llevado a hacer. Puedo decir que la conclusión del show irá hacia el lugar esperado. Simplemente, no lo hará de la manera en la que uno lo esperaría.

En la última temporada hay un personaje que viaja en el tiempo. ¿Por qué le interesó tratar ese tema y qué desafíos visuales le generó?

El tiempo es una dimensión de la narrativa. El viaje en el tiempo está muy explotado en la ciencia ficción y en el cómic. Por mi parte, me interesó desde sus propiedades humanas, por la manera en la que experimentamos el tiempo y porque sin él no habría remordimientos.

Lo interesante de un personaje que puede viajar en el tiempo -como Switch- está en pensar sobre lo que significa para ella, como el hecho de que pueda existir en cualquier época de la historia. Es una situación un tanto triste y solitaria, y esto la empuja a buscar a David al principio de la tercera temporada.


Switch, uno de los nuevos personajes de ‘Legion‘ en su tercera y última temporada. Foto: Oriana Musella/Fox

Más adelante me pareció muy divertido pensar en cómo jugar con el tiempo, tanto con los personajes como con la audiencia. El tiempo es un concepto, y la pregunta es cómo hacerlo visual y desarrollar un diseño para eso. Luego está la pregunta sobre cuánto se puede jugar con la línea temporal de la historia y mantener enganchada a la audiencia. De alguna manera debe ser necesario jugar con el tiempo. Y claro, vincular todos estos niveles de análisis representó un gran desafío.

¿Cómo marca esta serie a su carrera?

Cuando salí de ‘Fargo‘ se me abrieron varias puertas. ‘Fargo‘ es un show que dice que lo que se muestra es real, y que todo lo presenta de manera objetiva. Lo interesante del salto a ‘Legion‘ fue crear un contenido bastante experimental y surreal con el fin de generar el mismo estado mental del personaje, mientras se intenta que audiencia no se dé por vencida por la falta de linealidad.

Jugar con este género llevó a que las personas reconsideren cómo me ven. Ya no sólo soy el escritor y director que haría una historia bien contada, también alguien con ideas visuales que puede contar relatos a mayor escala y que puede crear imágenes y experiencias que no se han hecho antes.

¿Qué balance hace de ‘Legion‘ ahora que llega a su fin?

Lo que uno se encuentra muchas veces con las historias de superhéroes es que pierden el control en el segundo y tercer acto. Como cualquier historia que sigue un argumento, la primera mitad es de planteamiento, y la segunda es sobre saldar cuentas.

En este género, las cuentas se suelen saldar con acción, con guerra. Hay héroes y villanos que se enfrentan, y que luego siguen su camino mientras curan sus heridas. Luego vuelven a luchar, hasta que por fin tienen una batalla final. La escala de este último conflicto es absoluta y las consecuencias son fatales. Eso no es lo que me interesaba llevar a cabo en ‘Legion‘, porque la acción sólo es importante cuando impulsa la historia yla lleva hacia adelante.

Por eso es que en Legion no hay muchas secuencias de batallas, y cuando se dan, las hacemos de manera interesante. Por ejemplo, tuvimos una batalla de baile en la segunda temporada, así como un combate animado entre naves espaciales mientras sonaba Behind Blue Eyes. Siempre busco la manera de hacer la acción más interesante y emocional.

El público quería un final con una gran batalla entre David, Syd y Farouk. Querían que fuese épico, tener una confrontación satisfactoria. Pero lo que era interesante para mí era llevar ese conflicto al conflicto entre personajes, al nivel temático y emocional. Balancear esto fue complicado, pero me siento satisfecho por cómo lo hicimos. Ya veremos qué piensan los espectadores.

Alguna vez dijo que si es organizado, puede hacer arte y luego irse a casa. Ahora está trabajando en cine, televisión y escribiendo novelas, ¿cómo es su proceso creativo?

Es una cuestión de balance. Con lo ocupado que estoy, necesito organizar mi trabajo alrededor de mi vida, y no al revés. No vivo en Hollywood, sino a las afueras, y así separo estos dos mundos.

Voy a Hollywood dos veces al mes, el resto de la semana estoy en casa, en donde puedo escribir, editar y hacer mucho trabajo conceptual. Luego, cuando estoy en Los Ángeles, puedo meterme en la logística y los negocios, pero también tengo un sentido de distancia porque sé que me voy al finalizar la semana.

Una señal real de éxito es tener mayor control sobre la vida. Decidí que no iba a vivir en Hollywood y que seguiría haciendo este trabajo, y nadie me objetó. Luego resolví que no iba a venir a Hollywood cada semana, y nadie se opuso.

Cuando estoy dirigiendo, naturalmente tengo que estar allí. Si no es el caso, llevo a mis hijos al colegio en la mañana y ceno con mi familia todas las noches. Sólo hay que estar dispuesto a hacer el mejor trabajo en el tiempo que uno se ha propuesto. También ayuda que soy un escritor de ‘primer borrador’, es decir que me suelo quedar con lo primero que escribo. Confío en mis instintos como narrador, así que no gasto mucho tiempo cuestionándome. Esta decisión me ayuda a desarrollar arte rápidamente, y así también gano tiempo.

La tercera temporada de ‘Legion‘ se estrena el viernes 25 de octubre a las 10:30 pm. en Fox Premium. Las dos temporadas anteriores se pueden ver en la App de FOX y en Netflix.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 169

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.